Publicidad
Mié Nov 22 2017
25ºC
Actualizado 12:51 pm
Sábado 19 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

De cometas y eclipses

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

La aparición de eclipses y cometas ha sido rodeada de misterio y presagios oscuros desde tiempos inmemorables. Ya por el año 1.500 A.C. para los vedas eran señales funestas, que ellos interpretaban recurriendo al simbolismo. Del eclipse solar actual tal vez dirían: “quien rige el poder de los jefes de estado es el sol. Si la luna lo eclipsa, significa que el presidente del país, donde es visible el eclipse, va a morir o a ser derrocado”.

Otros creían que un eclipse se daba porque animales salvajes intentaban devorar al sol. Los vietnamitas culpaban al sapo y los vikingos a los lobos. Para ahuyentarlos, la gente debía aullar y gritar, golpear ollas y emitir toda clase de ruidos amenazantes. Así siempre lograban liberarlo.

No siempre los eclipses han atraído desgracias. En el año 585 A.C., los ejércitos de medos y lidios se hallaban dispuestos para una batalla en territorio turco. De repente el sol se oscureció y fue tal la consternación general, que los contendientes pusieron fin a la guerra y se apresuraron a sellar un acuerdo de paz.

En 1560 se avecinaba un eclipse de sol que generó pánico entre los franceses porque lo relacionaban con el fin del mundo. Quienes querían confesarse embistieron rápidamente hacia la iglesia. Ante tanta carga de pecadores y pecados el cura se sintió desbordado y anunció: “tranquilos, se ha tomado la decisión de posponer el eclipse por dos semanas más”.

En 1456 el papa Calixto III (el primer papa Borgia) quiso impedir el avance turco en los Balcanes, pero percibió un augurio adverso y preocupante: el cometa Halley dominaba el cielo de Roma. Para asegurar el triunfo a los cristianos, el papa Calixto realizó la ceremonia de excomunión para el cometa. En esa ocasión Halley actuó como heraldo de la victoria, porque les permitió el exitoso asedio a Belgrado ¿por qué entonces todavía continúa excomulgado?

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad