Publicidad
Lun Feb 19 2018
21ºC
Actualizado 07:59 pm
Sábado 30 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

El trabajo por la paz

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

En esta época turbulenta tenemos un reto muy grande: dejar atrás la guerra y asegurar la paz. Hemos probado ya el sabor amargo que dejan los conflictos y sabemos que con las armas, el odio y los deseos de venganza no se logra sino reciclar desgracias. Ahora tenemos amenazas más graves, que no responden a las armas: polución, nuevas enfermedades, catástrofes climáticas, extinción de la vida planetaria y ataques cibernéticos. Y para solventar esas dificultades la única herramienta que tenemos es la cooperación.

Scilla Elworthy, nominada tres veces al premio Nobel de la Paz, declara: “cuando las negociaciones de paz han concluido, la clave está en el trabajo personal. Un individuo se vuelve violento cuando guarda emociones fuertes, de miedo o de ira, e inconscientemente las proyecta sobre quienes culpa, justificando así sus propios abusos y crímenes. Mis 35 años de experiencia en resolver conflictos me han enseñado que la motivación principal que lleva al homicidio es la humillación. Y el mejor antídoto para la humillación es el respeto. Es difícil encontrar algo positivo en aquellos que odiamos o despreciamos, pero ellos también son humanos y tienen cualidades que podemos llegar a apreciar. Cuando existe respeto puede haber diálogo entre los opuestos. Con esa idea Nelson Mandela creó en Suráfrica sus exitosos diálogos de paz, concertados a nivel nacional, regional, en ciudades, pueblos y caseríos.

En Colombia se consideró que las negociaciones de paz eran asunto exclusivo de los hombres y se dejó por fuera a las mujeres. Sin embargo, a nivel global ellas han probado ser las más efectivas y tenaces constructoras de paz. Quince estudios documentan su contribución ejemplar para la disolución de 30 conflictos y el posterior implemento de los acuerdos pactados. Atendiendo a esos buenos resultados, hoy el mundo cuenta con más de 1.000 mujeres entrenadas como líderes, para quienes el único objetivo es poner fin a las guerras y gestionar la paz”.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad