Publicidad
Lun Dic 11 2017
23ºC
Actualizado 03:22 pm
Sábado 02 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Una visión inspiradora

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

El tiempo en el que vivimos presenta tal vez la crisis más aguda que haya vivido el hombre sobre la Tierra. Ha caducado la ética y estamos en manos de dirigentes corruptos, nuestro planeta está en camino de la extinción de la vida y cada día se acumulan más escándalos de corrupción, crímenes atroces, terrorismo y arbitrariedad. Por otro lado, la gente honrada se siente impotente para revertir tanta violencia.

En la más negra noche es cuando es preciso concentrarse en la luz de un nuevo día. “Donde enfocas el pensamiento, eso crece”, esa es la ley. Obedeciéndola, en vez de rumiar desgracias, conscientemente enfoquémonos en la visión de un futuro positivo. Dejemos que nazca la esperanza y la aspiración de tener una mejor calidad de vida. Con el pensamiento unido al sentimiento tenemos el poder de crear una nueva Tierra. Todos podemos imaginar el surgimiento de una civilización donde se viva en paz, florezcan el amor, la cooperación y el respeto, donde no haya pobreza, enfermedades o decrepitud. Así, no solo estaremos creando colectivamente una realidad distinta, sino que individualmente nos haremos correspondientes con vivirla.

Estudiando las vibraciones y sus efectos, (que es el propósito de una ciencia llamada Cimática) el Dr. Hans Jenny descubrió que, cuando un ADN vivo se expone a frecuencias de vibraciones superiores, su patrón genético primero se disuelve en forma caótica y luego es reemplazado por otro mucho más complejo. Últimamente nuestro sol nos está bombardeando con vibraciones de altísima frecuencia no experimentadas antes. Tal vez el caos que estamos experimentando sea la antesala de una mutación genética masiva, que se empieza a notar primero en algunos niños. Existe la creencia de que no está lejos la aparición del Homo Universalis, poseedor de extraordinaria inteligencia, nuevas capacidades y de una consciencia altamente desarrollada. Miles de años atrás surgió el Homo Sapiens, y, podemos asegurar que el proceso de evolución no se ha detenido, es perpetuo y continúa en nuestro tiempo.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad