Publicidad
Lun Ene 22 2018
21ºC
Actualizado 07:06 pm
Sábado 30 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

El secreto de los árboles

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

Susana Simard, profesora de ecología forestal en la universidad de British Columbia, lleva más de 30 años estudiando la comunicación entre los árboles. Publicamos hoy algunos apartes de su conferencia para el programa Ted Talks. “La gran mayoría de los árboles no mueren de viejos, su principal amenaza somos los humanos, con las constantes talas, contaminación y daño ambiental. Podrían vivir miles de miles de años, como Matusalén, un pino de California, al que se le ha calculado la edad en 4.847 años. Su longevidad se debe a la capacidad de vivir en comunidad, su empatía y el increíble sistema de comunicación que mantienen entre ellos.

El intercambio de información no lo inventaron los humanos, los árboles lo han utilizado desde siempre. Este sistema consiste en la estrecha relación que mantienen sus raíces con un tipo de hongo llamado micorriza, que crece alrededor de ellas y promueve la comunicación de un árbol al otro. Son solidarios, no solo se ayudan entre la misma especie, sino que son interdependientes con varias especies. Este sistema de comunicación es completo y efectivo. Por ejemplo, los árboles más grandes ceden parte de sus nutrientes a los más pequeños, siendo los encargados de favorecer y proteger su buen crecimiento.

Cuando un árbol se siente amenazado por una plaga lanza una señal a los demás. Por ejemplo: sauces y álamos envían advertencias para que su vecinos produzcan sustancias para repeler insectos. Cuando se acerca un animal herbívoro depredador a comer sus ramas, ellos emiten sustancias químicas volátiles que se transportan de árbol en árbol y modifican su producción de proteínas, dándole a las hojas un sabor amargo. Las redes subterráneas de las micorrizas les permiten comunicarse a distancias enormes, así transfieren agua y nutrientes, comparten información sobre peligros y atacan con químicos tóxicos a las plantas invasoras y animales depredadores. Hasta los árboles del bosque practican más cooperación y solidaridad que el hombre, es su secreto para la supervivencia”.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad