Sábado 03 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Mujeres por la paz

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

Durante la guerra de Gaza, un grupo de 20 mujeres se reunieron en una pequeña habitación de Tel Aviv (Israel) y decidieron que debían hacer algo para evitar otra guerra y conseguir la paz.

Así nació, en septiembre del 2014, el movimiento de “Mujeres por la Paz”. Dos meses después, el número de afiliadas llegaba a 1.000 y ahora, en el 2018, cuentan con mas de 30 mil activistas israelíes y 3 mil palestinas, que tienen un propósito único: derribar las barreras que impidan la paz y servir de puente de unión a los dos pueblos. Quieren lograr un acuerdo diplomático aprobado por las mayorías de ambos países, porque, declaran: “después de tantos años de guerra, con solo una solución política no basta”.

Miles de mujeres vestidas de blanco con pañuelos de diversos colores están realizando algo que los hombres en muchos años no pudieron lograr. Sus estrategias son diferentes: no se identifican con ningún partido político, religión, o clase social; se esfuerzan en atraer a su causa a los dirigentes de cada región y usan un lenguaje que llama a la unidad en vez de provocar división. “La marcha de la esperanza” llaman al recorrido del tren que las lleva a buscar apoyo y revitalizar grupos de afiliadas en provincias apartadas. El día más emocionante para ellas fue “cuando, por primera vez pudimos reunirnos con las activistas palestinas a orillas del Mar Muerto”.

En el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), exaltamos el coraje de estas extraordinarias mujeres, que en el 2015 acamparon frente a la residencia del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y allí ayunaron durante 50 días para conmemorar los 50 años de guerra.

Sus “Marchas por la Paz” han recorrido Israel y penetrado al territorio palestino en manifestaciones como las de Tira y Qasr El Yehud, a orillas del Jordán, donde acompañadas de carteles expresaron claramente el sentimiento que las unía: “nosotras, las mujeres israelíes y palestinas, nos negamos a ser enemigas”.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad