Sábado 17 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Consciencia y vibración

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

Las investigaciones del “Proyecto de Consciencia Global” de la Universidad de Princeton han comprobado la existencia del “Campo Unificado de Consciencia”, descrito por muchos antiguos maestros espirituales y sabios. Con una red planetaria de magnetómetros, que monitorean la ionósfera, ellos miden continuamente las ondas de plasma que circundan la Tierra y han obtenido pruebas de que, no solo existe ese campo unificado, sino que es afectado por los sentimientos de millones de personas cuando están enfocadas en un mismo evento. También consideran posible hacer cambios, desde allí, al sistema que domina nuestro mundo e intencionalmente programar un mejor y más consciente futuro.

Por décadas el Instituto HeartMath, con 14 sensores alrededor del planeta, se ha encargado de medir la resonancia Schumann (frecuencia del espectro electromagnético de la Tierra) y tiene evidencia científica de que las ondas cerebrales de humanos y mamíferos vibran en esa misma frecuencia y se retroalimentan mutuamente. La frecuencia Schumann ha sido siempre una constante de 7,83 herzios, pero desde junio del 2014 se ha venido acelerando hasta alcanzar este año los 36 Hz. Ese ascenso sorprendente posiblemente incida también en la aceleración del tiempo que venimos percibiendo.

¿Cómo nos afecta este cambio? Cuando se estabilice la frecuencia de la Tierra en el rango de una octava superior, se habrá completado el cambio dimensional que ya está en proceso. Como raza, dejaremos atrás la rebeldía del adolescente y entraremos en la serenidad de la madurez. Y en lo individual, cada uno puede esperar cambios profundos en todos los niveles. “Lo que ocurra afuera será un reflejo de lo que esté ocurriendo adentro”. Es decir, según la frecuencia en que vibre una persona, su proceso puede ser caótico y doloroso o un sublime despertar de las capacidades del alma. Elevarnos a una dimensión superior es el evento planetario más importante desde la aparición del primer hombre sobre la Tierra. Valoremos estar vivos en esta época y abracemos los cambios que lleguen, con gratitud y alegría.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad