Sábado 22 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Creer es Crear

Columnista: Hortensia Galvis Ramírez

Estamos viviendo el final de una era y el comienzo de otra, es de sabiduría entonces alinearse con aquello que nace y no con lo que muere. Nuestra madre Tierra está limpiando sus heridas infectadas, debe extraerles la pus para sanarlas. Por eso vemos como la podredumbre oculta está saliendo a superficie, como en el caso del Vaticano, o en los juicios por corrupción de: tres expresidentes en Perú, dos en Brasil y exmandatarios de Panamá, Ecuador, Argentina y España.

En lo personal tu también debes limpiarte interiormente para afinarte con la energía de la Tierra, que progresivamente continúa elevándose. Elimina las creencias falsas, porque con ellas te sumerges en lo negativo y te estancas en tu nivel mas denso. ¿Aprendiste que “la Tierra es un valle de lágrimas”? ¡Humano, mira alrededor! Nuestra madre Tierra es una joya en el espacio, no existe un planeta más hermoso. Observa las refulgentes piedras preciosas que guarda en su seno, la belleza de su reino vegetal, la abundancia de sus mares y ríos y la variedad del reino animal. Las lágrimas te las procuras tu mismo, cuando te enfocas en escasez, odio, enfermedad o violencia. Una creencia negativa es peligrosa, porque siempre origina pensamientos afines a ella (energía eléctrica) que, unidos al sentimiento (energía magnética), crean tu realidad.

Eres un “hijo de Dios hecho a su imagen y semejanza”. Esa semejanza es el pensamiento, que no está limitado por espacio, ni tiempo y es todopoderoso. ¿Crees que eres un pecador? ¡Cuidado!, la culpabilidad te hace correspondiente con castigos, como enfermedades autoinmunes y una vida miserable!

Libérate, el pecado no existe, Dios no se ofende, ni tampoco juzga. Al igual que un niño que está aprendiendo a caminar, los humanos aprendemos por error y acierto. Caemos muchas veces antes de descubrir la ley del amor, impresa en nuestro propio corazón. Nadie aprende con la experiencia de otros, ni se santifica con el sufrimiento. Solo la gratitud, el amor y la felicidad pueden acercarnos al Creador.

Autor:
Hortensia Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad