Viernes 1 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Juan Manuel Galán
Patrocinado por:
Domingo 12 de Mayo de 2013 - 12:01 AM

Por la salud pública

Autor: Juan Manuel Galán

El debate sobre una reforma a la salud comenzó en el Congreso. Nos preguntamos: ¿en qué consiste la salud como derecho fundamental para un país en conflicto armado interno? Fue la institución rectora de la política pública, el Ministerio de Salud, la que reconoció que para las víctimas del conflicto este derecho va más allá de curar sus dolencias físicas o trastornos mentales. El derecho a la salud debe incorporar la salud psicosocial para atender no solamente los padecimientos del individuo, sino también restablecer las condiciones que permiten su dignificación y la recuperación de los daños causados por la violencia en su entorno individual, familiar y comunitario.

Vemos entonces que la salud dejaría de centrarse en la enfermedad o el sufrimiento y empezaría a incentivar la erosionada salud pública; por lo que la promoción y prevención ocupan un lugar prioritario, tan visible como el de tratamiento y rehabilitación. No se trata entonces de definir el derecho a la salud en el número de hospitales en el país o en la cantidad de médicos y enfermeras disponibles; el derecho a la salud se redefine en la necesidad de garantizar mecanismos de prevención que promuevan saneamiento básico, estilos de vida saludables y autocuidado.

Algunos por ejemplo, le han diagnosticado a los citadinos una neurosis colectiva debido a las circunstancias que padecen en la gran ciudad: la inseguridad, la invasión del espacio público, el caótico transporte, la contaminación del aire, el ruido y en general un entorno amenazante que nos mantiene en una condición vulnerable. Valdría la pena medir el efecto de estos fenómenos en la salud, estudiar los niveles de estrés y cargas emocionales que experimenta cotidianamente cualquier colombiano, que en las últimas investigaciones científicas se relacionan con las causas de la incidencia del cáncer. Ante todo, vale la pena fijar prioridades en las políticas locales, regionales y nacionales de saneamiento básico. Sin agua potable para todos será imposible garantizar salud pública en Colombia.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones