Miércoles 16 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Isabel Ortiz Perez
Patrocinado por:
Jueves 20 de Junio de 2013 - 12:01 AM

Reconocer, valorar y apreciar lo nuestro

Autor: Isabel Ortiz Perez

Visité en días pasados algunas experiencias valiosas desarrolladas en Santander, poco reconocidas y difundidas, lo cual me hizo pensar en que quizás por idiosincrasia local somos dados a negar las capacidades de los demás y muy recelosos en celebrar con alegría los triunfos de las otras personas. Esta característica, que parece ser heredada de antaño, consiste en no destacar los aportes de los santandereanos en cuanto al desarrollo productivo, creativo y social, tendencia que ha sido catalogada como muy negativa de nuestra cultura, que es generosa con lo extraño y restrictiva con lo propio.

Quiero mostrar en este texto tres experiencias de Santander para Colombia que merecen valorarse con orgullo, todas ellas situadas en la Mesa de Los Santos. La primera es la producción de café orgánico en la Hacienda El Roble, bajo el liderazgo de Oswaldo Acevedo y el apoyo de su familia, que constituye hoy un paradigma de producción de café gourmet, con una cuidadosa siembra, recolección y cultivo bajo los criterios del control biológico. La creación del Hotel y la difusión de la experiencia en el punto de venta en El Granero complementan esta iniciativa. El otro lugar que requiere de nuestra difusión es la Huerta Biológica y el complejo turístico realizado bajo la dirección de Virgilio Gavassa, que como acertadamente lo destaca El Tiempo “en medio de extensos cultivos de hortalizas, legumbres y frutas y la compañía de avestruces, curíes, mapaches, conejos y patos, se ofrece en especial a las familias y a la niñez un entorno natural muy bien organizado”. Destaco la vinculación de estudiantes de bachillerato de los colegios rurales de la Mesa de Los Santos, que aprenden de ecología y ejercen la labor de guías turísticos en un don extraordinario. Hago mención muy especial también a la iniciativa productiva “Juan Palitos”, bajo la dirección de Juan Ragúa, que ha consolidado una línea productiva de hermosos muñecos de fique coleccionables, proporcionando empleo y formación como artesanas a mujeres campesinas de las veredas cercanas. Para los tres, mi reconocimiento.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones