Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 08:08 pm
Miércoles 16 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

El hueco en el retrovisor

Columnista: Isaí Fuentes Galván

Recientemente la Alcaldía de Bucaramanga adjudicó un contrato por valor de 1.228 millones de pesos para “tapar los huecos de la ciudad”, que bien nos merecerían ya no el acápite de la “ciudad de los parques”, sino de la “ciudad de los huecos”.

El grave deterioro de la malla vial podría ser un buen indicador de la abrumadora y evidente corrupción que caracterizó a la pasada administración.

Resulta paradójico que al tiempo que se anunciaban rimbombantes y costosas obras de infraestructura, con las que hoy algunos siguen sacando pecho, pese a los evidentes sobrecostos y demoras para su realización, no se atendiese con prioridad y transparencia este problema.

No se entiende cómo si la administración de Luis Francisco Bohórquez destinó hace apenas cuatro años la suma de 42 mil millones de pesos para la recuperación de la malla vial de la ciudad, esta se encuentre en el deplorable estado en que está. Quizá la firma Probaco, otrora empresa de los familiares del exalcalde, que se “ganó” como única proponente la interventoría del susodicho contrato, pueda explicarnos el porqué de esa situación.

En aquel entonces, la sola interventoría del contrato le costó a la ciudad 2.726 millones, más del doble de lo que hoy vale taparlos.

No soy adepto de vivir en el pasado ni de llorar sobre la leche derramada, tampoco de gobernar con el retrovisor, pero toda regla tiene su excepción, y esta parece ser una de ellas.

Es ineludible que la Contraloría General de la Nación, por obvias razones, y la Fiscalía, investiguen a profundidad y nos expliquen a los bumangueses ¿qué destino tuvieron los 42 mil millones de pesos que “Lucho” Bohórquez dijo haber gastado en la recuperación de la malla vial? ¡Porque la plata ya no está, pero los huecos siguen ahí!

Existe una gran diferencia entre 1.228 y 42 mil millones de pesos para tapar los mismos huecos, y no resulta lógico que lo que cobraron por la sola interventoría en la pasada administración, haya valido más del doble de lo que hoy se requiere para taparlos.

Autor:
Isaí Fuentes Galván
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad