Publicidad
Sáb Feb 24 2018
21ºC
Actualizado 06:31 pm
Miércoles 20 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

El “corretaje”

Columnista: Isaí Fuentes Galván

A la señora Bucaramanga le viene pasando con su alcalde lo que a algunas castas señoras cuando encuentran amante nuevo: no le ven ni creen de él ningún defecto.

Así les muestren pruebas contundentes, siempre encontrarán la forma de justificarlo. Las emociones, los discursos y las encuestas, por encima de la razón y los hechos.

Para juzgar el “corretaje” pactado en Notaría por el hijo del alcalde a cambio de hacer lobby ante su papá para asegurar el negocio de las basuras a una empresa en particular, basta con enunciar los indicios.

Aquella prueba que en derecho penal consiste en deducir hechos desconocidos a partir de hechos conocidos, mediante una inferencia lógica y razonable. Estos son los hechos conocidos:

1.- El de las basuras es un negocio que Rodolfo Hernández y su familia tienen en la mira desde hace varios años. Así lo indica su extraordinario interés en el tema. Su jefe de gobernanza lo denunció cuando era columnista.

2.- Las empresas de Hernández son un negocio familiar en el que participan su esposa y sus hijos. Ningún negocio del Alcalde es ajeno a su familia como ningún negocio de su familia es desconocido por el Alcalde. Luego la elefantina explicación de que todo fue a sus espaldas, no vale.

3.- Hernández demostró como alcalde un inusual afán e interés en adjudicar “el contrato de las basuras” rápidamente. Defendía con ahínco el proceso y lo vendía como la panacea para la ciudad.

4.- En una administración que dice procurar pluralidad de oferentes, el “contrato de las basuras” fue el único en el que no hubo esa pluralidad. Se presentó un solo proponente y muchos cuestionamientos. ¿Casualidad?

5.- Antes de convertirse en un “político altruista”, a Rodolfo Hernández lo que lo ha movido en su vida es la plata, la ambición y la avaricia.

6.- Una mordida de 100 millones de dólares es un buen móvil, no solo para querer cobrarse cuentas personales, sino para montar todo un proyecto político fugaz y sin heredero, con un solo propósito: quedarse con el negocio de la basura.

Juzguen Ustedes.

Autor:
Isaí Fuentes Galván
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (8 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad