Miércoles 23 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

¡Casos se han visto!...

Columnista: Isaí Fuentes Galván

Eran las elecciones presidenciales de 1970. Al igual que hoy, la polarización reinaba en el ambiente. Los partidos Liberal y Conservador que se habían alternado el poder en cumplimiento del pacto del Frente Nacional (con plebiscito ratificatorio también) enfrentaban al general Gustavo Rojas Pinilla, el caudillo de extracción conservadora que con su partido la Anapo (del que surgiría luego el M-19, movimiento guerrillero en el que militó el hoy candidato presidencial Gustavo Petro) había logrado poner en jaque al establecimiento político que temía perder su hegemonía frente a quien tildaban de populista y peligroso, por sus políticas sociales. “No se puede hablar de paz sin justicia social y justa distribución y goce de las riquezas”, dijo alguna vez el General, afirmación que hecha hoy haría que lo tildaran de “castrochavista” o guerrillero comunista.

El presidente de la época era Carlos Lleras Restrepo, abuelo del hoy candidato presidencial Germán Vargas Lleras, quien en plena campaña dijo que “había que derrotar a Rojas”. El candidato del Frente Nacional (establecimiento) era Misael Pastrana Borrero, padre de Andrés Pastrana, cuya ficha, Marta Lucía Ramírez, es hoy fórmula vicepresidencial de Duque, el candidato de Uribe.

La noche de aquel viernes 19 de abril de 1970 quedó registrada en la historia nacional como en la que le robaron las elecciones a Rojas. De ahí el nombre M-19.

El registrador nacional de la época era el conservador Ricardo Jordán Jiménez, quien fue determinante en la victoria de su copartidario Pastrana Borrero y que luego de esas elecciones resultó siendo muy rico. Años después murió en Bogotá atropellado por un bus.

Las coincidencias con la actual coyuntura electoral son notorias: el ambiente polarizado, un establecimiento retardatario enfrentado al progresismo, la participación de Lleras y Pastranas, un candidato (Petro) proveniente del M-19 (Anapo) al que tildan de populista y comunista por sus propuestas sociales, un presidente (Santos) con candidato propio (Vargas Lleras) y un candidato (el mismo Vargas Lleras) con registrador copartidario.

Quiera Dios no se den más coincidencias, porque como dice mi longevo amigo “Matacho”: ¡Casos se han visto!...

Autor:
Isaí Fuentes Galván
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad