Miércoles 15 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

¿Qué pasa con la Fiscalía?

Columnista: Isaí Fuentes Galván

Lucy es servidora pública, madre cabeza de familia, con dos hijos, que con el producto de sus ahorros compró el año pasado un automóvil para transportarse ella y sus hijos.

A mediados de enero de este año, quiso cambiar su carro por uno de menor precio, para con el producto de la venta, pagar el saldo de un apartamento y así no endeudarse con los bancos.

Lucy ubicó un automóvil ajustado a su presupuesto en una comunidad de internet dedicada a la venta e intercambio de productos.

Fue así como se contactó con Jairo, un muchacho alegre y bonachón, que amablemente le ofreció llevarle el vehículo hasta su apartamento. A Lucy le gustó el carro y el precio. El carro tenía pendiente una prenda por cancelar por valor del 40% del precio total que Jairo, el supuesto apoderado del vendedor, se obligó a cancelar.

Jairo le exhibió un poder del dueño del carro para venderlo y documentos del vehículo, hecho ante el cual Lucy consintió el negocio y llevó a Jairo a su apartamento, entregándole la totalidad del precio y recibiendo el vehículo.

Realizado el negocio, Lucy se acercó a la oficina de Tránsito para hacer el traspaso, encontrándose la sorpresa de que la prenda no había sido cancelada y que los documentos que le habían entregado eran todos falsos, incluido el poder para vender. Lucy entregó 27 millones y no podía hacer traspaso. En ese justo momento apareció el supuesto dueño del carro, que al parecer forma parte de la banda, exigiéndole que se lo entregara.

A pesar de que Lucy formuló la denuncia, y aportó videos y fotografías de su estafador, identificándolo plenamente, enterándose que su nombre verdadero no era Jairo, sino Alberto, y que presentó testigos que lo reconocieron en fotografías, ocho meses después la Fiscalía no ha realizado imputación ni captura del estafador.

A Lucy sí la citaron para que entregara su carro al verdadero dueño (miembro de la banda).

Hoy, Lucy vio a su estafador en una red social ofreciendo comprar carros con prenda. Una estafa más ¡impune!

Autor:
Isaí Fuentes Galván
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad