Sábado 20 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jaime Calderón Herrera
Patrocinado por:
Martes 03 de Septiembre de 2013 - 12:01 AM

¡Cuidado con los extranjeros!

Autor: Jaime Calderón Herrera

Tal vez una de las características del ser humano es la de poseer poco humanismo, pues predominan entre nosotros los sentimientos de temor o incluso odio ante los extraños, ante los distintos, ante los forasteros.

Nos agrupamos entre los más parecidos y logramos imitarnos entre nosotros hasta construir un modelo educativo que puede llegar a constituir una nación. Necesitamos tanto de la cobija común, que aún cuando habitamos un mismo sitio, llegando a ser diferentes, nos mentimos creyéndonos parecidos para conservar la heterofobia. Es más, a través de la historia, ser distinto, ser de otra parte, ha sido motivo de discriminación y de persecución.

La paradoja es que (por nuestro instinto) no obstante ser un poco similares, connacionales, lo que nos permite la identificación, también somos rivales, prejuiciosos y hasta enemigos de los otros, y lo que es motivo de agrupamiento entre pocos es al tiempo motivo de separación, odio y confrontación entre muchos.

Para mí, ha resultado motivo de curiosidad cómo los colombianos somos atávicamente heterofóbicos en materia de ideas y comportamientos entre nosotros, pero absurdamente abiertos, desprevenidos e incluso idiotas ante lo extranjero. Somos heterofóbicos al interior y profundamente heterofílicos al exterior, lo cual no estaría mal si no fuera porque el trato al que somos sometidos los colombianos por parte de otros pueblos, pero por sobre todo de otros gobiernos, es totalmente carente de reciprocidad.

En plena globalización resulta incoherente que en el llamado primer mundo no haya un comportamiento cortés y comprensivo con los extranjeros. Es indigno el trato a que son sometidos los colombianos que quieren viajar a Europa o a Norteamérica, especialmente por parte de algunas embajadas como la de Portugal o la de Italia, donde no hay consideración alguna con la dignidad de quien quiere visitarlos. El solo requerimiento de una visa es absurdo, inflexible y discriminatorio, cuando bastaría simplemente un empadronamiento, si se tratara de temas de seguridad y no de soberbia y arrogancia.

Como sé que la heterofobia seguirá, aún queriendo ser ciudadano del mundo, reclamo reciprocidad hasta tanto pueda cualquier colombiano sin visa, visitar a cualquier país.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (6 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones