Martes 20 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Todos responsables

Columnista: Jaime Calderón Herrera

Puedo afirmar que Bucaramanga y su área metropolitana han tenido un cambio extremo en su urbanismo y también en lo sociológico. Hemos trastocado nuestro carácter y comportamiento, la manera de vestirnos, la relación con nuestros vecinos. Las motos y los carros nos asfixian.

Muchos piensan que es progreso la proliferación de edificios muy altos, dotados de piscina, con pequeñas áreas de juegos infantiles y gimnasio. Diseños y estéticas que no aportan nada a la belleza de la ciudad. Digo que tal percepción es contraevidente. Nos equivocamos.

Basta observar desde la ventanilla de un avión aproximándose al aeropuerto Palonegro, para ver una meseta inclinada, sobresaturada de edificios que se van extendiendo hacia el sur sin planificación, como se propaga un mal. Acepto que las ciudades deben concentrase para hacer más eficiente el uso de sus servicios públicos, pero para ello hay que planificar el crecimiento. Lo que ha pasado en la ciudad es la construcción de grandes colmenas humanas, sin espacio suficiente para vivir ni posibilidades de adecuada movilización. Es un absurdo concentrar grandes masas humanas en pequeños espacios sin construir cultura de convivencia.

Nueva York y Londres cuentan con 27 metros cuadrados de índice de espacio verde por habitante; Buenos Aires con 6,4; Ciudad de México con 5,9 y Bogotá con 4,2 En Bucaramanga es de 2,51, en Floridablanca de 3,7, en Girón de 0,55 y Piedecuesta saca la cara con 5,38 para un promedio vergonzoso del Área Metropolitana de 2,84. Según la OMS, debiera ser al menos de 15.

Hay consenso en que un deterioro del índice mencionado impacta de manera severa la calidad de vida, además de su rol en la incidencia de enfermedades crónicas. El desastre urbanístico de hoy ha sido responsabilidad de las autoridades que no planificaron, ni vigilaron, ni controlaron; de los constructores que se dejaron llevar más por sus finanzas que por su responsabilidad social; pero por sobre todo, de los ciudadanos que aplaudimos nuestras carencias.Es mandatorio planificar el futuro.

Hace cien años los bumangueses de entonces construyeron lo bulevares cuando apenas rodaban unos cuantos carros.

Autor:
Jaime Calderón Herrera
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad