Publicidad
Publicidad
Lun 27 de Abr de 2015
27ºC
Actualizado 05:09 pm
Lunes 11 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Riesgo e Inversión

Los seres humanos tenemos, animadversión al riesgo, sabiendo que se encuentra por todas partes y que está presente en las más variadas actividades de la vida. No obstante, aprendemos a convivir con el riesgo, nos familiarizamos con sus manifestaciones y en algunos casos terminamos ignorando su presencia. Y, justo, cuando más confiados estamos, nos sorprende el riesgo con su presencia para señalar que ahí se encuentra, que no se puede marchar del todo, y que siempre estará al acecho de cualquier descuido que tengamos.

El riesgo tiene sus particularidades y para mitigarlo es aconsejable prevenirlo. En la salud se nos recomienda hacer uso de la prevención, para evitar consecuencias mayores a las generadas por una enfermedad que no es detectada a tiempo. En los bienes materiales el riesgo lo podemos trasladar o compartir si contratamos una póliza que nos ampare sobre eventuales pérdidas patrimoniales. Aún así, no estamos exentos del riesgo y de llegarse a concretar, esperamos que la aseguradora nos pague oportunamente.

En el mundo de los negocios el riesgo es mayor, a veces no lo percibimos muy bien, pues se encuentra oculto en medio de intrincadas operaciones, que cada vez nos distancian de su epicentro de emisión, quitándole transparencia a la ruta que siguen los recursos invertidos. Se podría decir que los perdemos de vista, después de habernos dejado conquistar por el señuelo de atractivas tasas de retorno sobre la inversión.

Fue lo que ocurrió con la gran crisis financiera de 2008, que incluyó inversiones en derivados de alto riesgo, con hipotecas en las cuales la probabilidad de impago era muy alta, pero ofrecía buenos rendimientos. La economía internacional no ha salido de este bache y los platos rotos los pagaron personas, empresas y aún, países que no les importó asumir esos riesgos, con tal de ganar mayores intereses. Fué también lo que ocurrió con la comisionista de bolsa, en nuestro país, a finales del año pasado. Moraleja financiera: es menor riesgoso prestar de a $5 millones a 200 clientes que prestarle los mil millones a un solo deudor.

Autor:
Jaime Chavez Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad