Sábado 25 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jaime Chavez Suarez
Patrocinado por:
Lunes 20 de Mayo de 2013 - 12:01 AM

Pobreza y progreso

Autor: Jaime Chavez Suarez

No ha sido fácil identificar caminos que conduzcan al éxito de las naciones en la búsqueda de mejores condiciones de vida para sus habitantes. Impulsar que cada quien lo haga, significa dejar en manos de los individuos el ingenio de herramientas con las cuales pueda alcanzar el progreso deseado.

Ciertas características identifican a los países con mayores indicadores de pobreza, inconcebibles en esta época de grandes avances tecnológicos, donde la innovación y el conocimiento nos muestran las bondades del progreso, pero a su vez, nos dejan ver, también, la enorme brecha existente dentro de las diversas capas de la población. En América Latina tenemos una deuda creciente en este sentido, a pesar de haber conseguido aliviar, un poco, esta oprobiosa situación. Indicadores de pobreza que superan al 30% de los habitantes, muestran la amplitud de la brecha que compromete el trabajo, si queremos superarla. El papel del Estado es fundamental en la erradicación de la pobreza, si es que se decide a desterrar las condiciones de inequidad imperantes en su territorio. ¿Cómo lograrlo? Además de la voluntad para hacerlo, debe promover políticas públicas enfocadas a combatir las causas que la provocan. No obstante, esas políticas resultan insuficientes y se precisa, entonces, de la acción privada acompañada del esfuerzo personal que requieren las circunstancias de mayor complejidad, si se desea superar las expectativas nobles que, aún, guarda la población, antes de la indigencia.

En nuestra sociedad la brecha es mayor entre la población rural y la urbana. En el campo se debe prestar atención al desarrollo productivo de los pequeños fundos. Está comprobado que para reducir la pobreza rural es más conveniente el apoyo a este tipo de explotación, dadas sus características. La población campesina tiene, hoy, mejor formación técnica sobre el uso de la tierra, practica la siembra de cultivos alternativos y complementarios, es más eficiente, utiliza los recursos de manera intensiva, es más consciente y posee un gran compromiso laboral, gracias al amor por su familia que lo impulsan a salir de la pobreza, con el esfuerzo propio.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones