Lunes 22 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jaime Chavez Suarez
Patrocinado por:
Lunes 17 de Junio de 2013 - 12:01 AM

Trabajo Infantil

Autor: Jaime Chavez Suarez

Cuando una sociedad cuenta dentro de su fuerza laboral con la presencia permanente del trabajo infantil, corre el grave riesgo de perpetuar las condiciones de pobreza y desigualdad que la vienen afectando.

La OIT, se encarga de atender esta dura realidad que tanto pesa en los países más pobres del planeta. Se calcula que en el mundo trabajan más de doscientos millones de niños y en Colombia la cifra supera el millón. Las estadísticas muestran que un 60% lo hacen en labores agrícolas, cerca del 30% en servicios y casi un 10% entre minería, ventas callejeras y mendicidad. A mi juicio, no es fácil contar con estadísticas actualizadas que reflejen la verdadera magnitud del problema, pues, detrás de todo esto se encuentra la población infantil en oficios como la servidumbre, la prostitución, el reclutamiento forzoso, el uso de menores en actividades ilícitas como microtráfico de narcóticos, el sicariato y hasta la inducción a cometer delitos contra la propiedad, empujados por la favorabilidad de las normas vigentes.

El futuro del país se encuentra en la gente joven y por eso el cuidado de la niñez es fundamental para mantener la armonía en la sociedad. Ahora, es bueno generar en los niños la disciplina por el trabajo, así como lo es hacerlo por el estudio, la cultura, la música y el deporte, entre otras actividades del ser humano. Pero, es diferente cuando el joven en sus primeros años ayuda en el hogar a desarrollar las tareas domésticas o en el negocio de la familia, sin distraer el tiempo que el estudio y otras actividades le demandan; a ser objeto de explotación en labores que lo afectan y maltratan física, psicológica o moralmente.

Es ahí donde el trabajo infantil viola los derechos del niño y permite la explotación de la persona por los traficantes de las necesidades humanas. Sacrificar la etapa de la niñez, es quitarle al futuro de la sociedad la inocencia, que la hace buena con los demás. ¡Unos pocos pesos para el sustento de hoy, se convierten en pobreza y desigualdad venidera!

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones