Publicidad
Dom Ene 21 2018
24ºC
Actualizado 11:32 am
Lunes 26 de Agosto de 2013 - 12:01 AM

Servicio al ciudadano

Columnista: Jaime Chavez Suarez

Se vienen adelantando, en diversas regiones del país, foros encaminados a despertar en la conciencia ciudadana lo relacionado con la calidad del servicio. Es un tema bastante amplio, un tanto complejo y desde luego, de no muy fácil abordaje. El servicio forma parte de la cultura de un pueblo, de su propia idiosincrasia y es un reflejo de la manera como entendemos el clima que propician las transacciones en una sociedad.

Cuando se encuentran en el mercado oferentes y demandantes, existe una confrontación natural de fuerzas cuyo pulso se define en favor de quien posee mayor poder de negociación. En un mercado equilibrado, la balanza debería inclinarse en favor del consumidor, quien ejerce, con sus decisiones, la fuerza de la demanda con la cual puede doblegar a sus proveedores. En el fondo, el buen servicio es toda una cultura, no adquirida de la noche a la mañana, sino que, antes por el contrario, requiere de un proceso prolongado de educación, hasta cuando, en el caso de las empresas, pase a formar parte de la cultura organizacional.

La revista semana y el programa nacional de servicio al ciudadano, están difundiendo en los colombianos la práctica del buen servicio. Valdría la pena que cada uno de nosotros reflexionara acerca de la manera como lo entendemos y fundamentalmente de cómo lo practicamos. El buen servicio conquista mercados y gana la fidelidad de los consumidores, así como el castigo es recibido por aquellos proveedores despreocupados de una buena atención.

Las empresas se esfuerzan, cada día, por brindar un mejor servicio, los críticos señalan que es muy poco lo que se hace en este propósito y las fuerzas del mercado no se detienen, pues, se ven arrolladas por el ímpetu de unos y otros. En la práctica, son múltiples y variados los incentivos que las empresas pueden generar, hacia sus empleados, con tal de motivar amplia y permanentemente la prestación de mejores servicios. Retornar parte de los excedentes empresariales, es una, de las tantas formas de premiar su iniciativa y aporte a los resultados de la organización.

Autor:
Jaime Chavez Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad