Publicidad
Mié Nov 22 2017
21ºC
Actualizado 08:08 pm
Sábado 15 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Aceite de oliva

Columnista: Jaime Forero Gomez

El aceite de oliva extra-virgen (VOO) se obtiene únicamente a través de medios físicos por prensado directo mecánico de las aceitunas obtenidas del olivo, árbol originario de regiones tropicales y templadas en el mundo. El VOO no recibe ningún tratamiento químico. Los aceites obtenidos por extracción con disolventes (método californiano) y las mezclas con otros aceites, no son VOO. El aceite de oliva es uno de los ingredientes principales de la dieta Mediterránea

Desde el año 2004, la FDA (Federal Drug Administration) reconoció que la ingesta de dos cucharadas (23 gramos) de VOO diarias disminuye el riesgo de padecer enfermedad cardiaca coronaria debido a la presencia de niveles elevados de MUFAs (ácidos grasos mono insaturados) y bajos de ácidos grasos saturados. La excelente actividad antioxidante es debida a la concentración alta de fitoquímicos o polifenoles. La actividad antioxidante retrasa la progresión de la arterioesclerosis. Consumirlo diariamente en ensaladas y arroces (dieta mediterránea) previene la aparición de síndrome metabólico disminuyendo la presión arterial en pacientes hipertensos. En forma similar al tomate, tomar VOO aumenta en forma importante la resistencia física. Un temor de las personas, descrito en las redes sociales, es pensar que el consumo regular engorda estando demostrado que sucede lo contrario. Incluso los hombres que consumen en forma regular VOO tienen un menor diámetro abdominal.

Los poli fenoles del VOO por su efecto en los vasos sanguíneos cerebrales previenen la aparición de enfermedades neurodegenerativas; además, protege contra la pérdida de memoria y aumenta las habilidades de aprendizaje. Estudios recientes demuestran la utilidad en prevenir la aparición de enfermedad de Alzheimer. Los efectos en actividades de aprendizaje son debidos a la acción que ejerce sobre la mielina aumentando la proliferación de neuronas incrementando la conexión (sinapsis) entre ellas. Estos hallazgos se deben a que el VOO activa la autofagia a nivel vascular y cerebral permitiendo la regeneración de la sustancia blanca del cerebro.

Autor:
Jaime Forero Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (30 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad