Sábado 26 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Vegetales y proteínas

Columnista: Jaime Forero Gomez

El primer año de vida es vital para llegar sano a la vida adulta. La prevención es vital. A partir del quinto mes de vida se inician otros alimentos, siendo las verduras, las ideales. Consumirlas como primer alimento enseña al niño a conocerlas sin rechazarlas en épocas posteriores. Las verduras son esenciales en la prevención de todas las enfermedades que nos están afectando en la actualidad, especialmente el cáncer y las neurodegenerativas. Fuentes conocidas de proteínas existen muchas (carne, pollo, pescado, huevo, lácteos, granos) pero los vegetales pueden aportar estos elementos, siempre y cuando comas diferentes y de muchas clases. Media taza de lentejas cocinadas dan nueve gramos de proteínas; si se cocinan con cebolla caramelizada y champiñones dan una textura y sabor similar a prepararlas con carne. Una taza de arvejas da cinco gramos de proteínas; una forma diferente de comerlas es cocinarlas con cebolla y pimentón dando un ligero sabor a picante. Una papa con cáscara horneada puede dar ocho gramos de proteína; podemos comerla diferente con abundante hogo o acompañando con un buen chile con carne. Una rama de brócoli tiene tres gramos de proteínas; salteadas con ajo, cebolla y pimentón resulta muy agradable para el niño pequeño. Una taza de champiñones blancos tiene 3.5 gramos de proteína; salteados con ajo y cebolla y mezclados con una pasta larga, ningún niño los rechaza. Además, junto con el brócoli son unos anticancerígenos potentes; otra ventaja, cada día son más económicos. Una mazorca grande asada da cuatro gramos de proteína; añadirle mantequilla y sal le da excelente sabor sin perder el beneficio para el cuerpo. Una alcachofa hervida tiene 3.5 gramos, se le puede añadir aceite de oliva, sal o mantequilla animal y es otro plato agradable. Alimentarnos en forma adecuada es fácil y económico. Lo importante es desearlo y tener la voluntad de enseñar y acompañar a nuestros hijos durante las comidas. El tiempo de compartir, decidir y elegir es hoy, para no arrepentirnos mañana. Por estar trabajando no podemos seguir enseñando a consumir alimentos basura ultra procesados cancerígenos.

Autor:
Jaime Forero Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad