Sábado 17 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

Hojas verdes

Columnista: Jaime Forero Gomez

En otras columnas hemos hablado de las verduras, describiendo solo al brócoli, “la reina de la nutrición” y el coliflor. Definitivamente las verduras ”verdes” son el mejor alimento existente en la naturaleza, preventivo de todo tipo de enfermedades desde el cáncer, trastornos psiquiátricos, cardiovasculares, mejoran el estado de ánimo, controlan sentimientos como el odio, la amargura y los trastornos neurodegenerativos. Importante, la mayoría pueden sembrarse en cualquier jardín casero. Para lograr sus efectos, deben consumirse mínimo dos a tres veces por semana. La acidez se controla añadiendo cítricos a su preparación. Son agradables crudas, vaporizadas o cocinadas. Crudas mantienen la concentración de vitaminas. La espinaca al cocinarse aumenta en forma importante el contenido de calcio. No voy a hablar del contenido y beneficio de la fibra ya mencionado. Para almacenarlas deben lavarse bien, así vengan prelavadas; sumérjalas en un recipiente grande con agua fría y muévalas en forma circular para retirar restos de tierra. Séquelas suavemente y refrigérelas.

Quién no ha saboreado la rúgula o rúcula, picante y preventiva de todo tipo de enfermedades crónicas. Las espinacas controlan trastornos oculares, mejoran la anemia y bajan la presión arterial; pueden consumirse en cualquier preparación. La acelga, de la familia de la remolacha, mantiene los huesos y el cerebro saludable, disminuye la presión arterial y es gran fuente de hierro, absorbiéndose mejor al consumir con alimentos ricos en vitamina C como el tomate, ojalá orgánico. La col rizada, rica en calcio, potasio y vitaminas A, K, B6 y C, vitales para prevenir enfermedades como el Alzheimer. El repollo, picado, rico en vitamina C, A y ácido fólico; como otros crucíferos, reduce el riesgo de algunos cánceres. La lechuga, entre más oscuro el verde, mejor; rica en vitamina A fuera del calcio, ácido fólico y vitamina C, mezclada con otras verduras como la remolacha, zanahoria y espinaca, previenen trastornos hepáticos e inflamatorios intestinales.

Si toma medicamentos anticoagulantes, consulte con su médico y evite la espinaca, col y acelga por el contenido elevado de vitamina K. Si tiene cálculos renales, evite la espinaca.

Autor:
Jaime Forero Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad