Publicidad
Lun Nov 20 2017
20ºC
Actualizado 06:39 am
Sábado 29 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Lo logramos.

Columnista: Jaime Luis Gutierrez

Tengo el agrado de poder comentarles a mis amables lectores que las diligencias que realizamos la semana pasada los directivos de la Universidad Manuela Beltrán de Bogotá y de Bucaramanga ante el Gobierno de China, y más específicamente con la estatal Universidad de Henan, en el sentido de traer a Colombia un "Instituto Confucio" y una "Facultad de Medicina Tradicional China", resultaron plenamente positivas y exitosas.


Así como en nuestra ciudad existen el Centro Colombo Americano y la Alianza Colombo Francesa, entidades tan apreciadas y benéficas cuyo principal objetivo consiste en facilitar un mayor conocimiento entre nosotros de la cultura y del idioma de esos dos países amigos, gracias a un convenio firmado entre el Gobierno Chino y la Universidad Manuela Beltrán, pronto tendremos entre nosotros un "Instituto Confucio" para quienes quieran conocer más de cerca la interesante y penta-milenaria cultura china y aprender el idioma Mandarín así como una "Facultad de Medicina Integral Oriental y Occidental".


En esta "Facultad de Medicina Integrada" los médicos que así lo desean podrán realizar estudios de "Especialización en Medicina Tradicional China", la cual, agregada a los conocimientos occidentales tradicionales de nuestros médicos, les permitirá profundizar y aprender a aplicar, cuando las circunstancias así lo recomienden, las técnicas terapéuticas propias de la Medicina Natural, la Acupuntura, que es la técnica terapéutica consistente en clavar agujas de diferentes materiales en puntos determinados del cuerpo humano para restablecer los flujos naturales de la energía corporal y lograr la sanación de ciertas enfermedades, la Digitopuntura, que logra los mismos efectos aplicando presión con los dedos en los puntos de acupuntura, la Fitoterapia o tratamiento de las enfermedades mediante plantas o substancias vegetales y muchas otras técnicas más.


La "Medicina Tradicional China", con más de cinco mil años de investigación y práctica, y apoyada con las nuevas y más modernas tecnologías, ha demostrado ser tan eficiente como la Alopatía, nuestra medicina occidental, pero en algunos casos logra sanaciones más rápidas y totales, con tratamientos menos agresivos y a costos menores.


Una de las bondades de la Medicina Tradicional China consiste en el hecho de que, en muchos de sus tratamientos, logran los mismos resultados de nuestra medicina, a más bajos costos, en menos tiempo y sin los efectos secundarios que a veces se presentan. En cinco mil años de investigación y de práctica médica masiva ya han podido corregir los errores iniciales y han encontrado nuevas y más simples y efectivas técnicas terapéuticas.


Los chinos, con criterios muy prácticos, razonados y lógicos, en los últimos años han sabido apropiarse de lo mejor de nuestra ciencia occidental; es hora ya de que los occidentales empecemos a estudiar con detenimiento la sabiduría china, para que podamos aprovecharla.

Autor:
Jaime Luis Gutierrez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad