Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 09:56 pm
Sábado 10 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

Dos peticiones razonables y válidas.

Columnista: Jaime Luis Gutierrez

Algunos vecinos del sector de Cabecera en donde vivo, me han pedido que haga oír su voz a través de esta columna para presentar ante las autoridades ambientales y de tránsito dos respetuosas peticiones:


1°. La presencia de una procesadora de concreto instalada para la construcción del Edificio Magestic es y será una fuente de contaminación para todo su vecindario y para los habitantes de sus alrededores y atenta contra el bienestar y la salud de todos, niños, jóvenes, adultos y ancianos, porque significa una fuente de emisión de partículas sólidas para el aire que respiramos y de ruidos perturbadores frecuentes y permanentes.


Adicionalmente, atenta contra la vida en todas sus formas porque genera contaminación de las aguas y destrucción de los bosques nativos de la zona, que han sido fuente de purificación del aire que se respira en esta hermosa zona de la ciudad.


Debería aplicarse aquí el Decreto 168 de abril 5 de 1994, que se aplica en Bogotá, cuyo criterio es válido para todo el país, según el cual hay que hacer un encerramiento de 2.50 metros de altura y reservar un área mínima de 4,000 metros cuadrados, para poder instalar una planta de esta naturaleza. Tengo la certeza de que nuestra eficiente y dinámica Directora de la Cdmb hará recto uso de su autoridad para evitar este daño ecológico.


2°. Muy bien que se haya puesto de una sola vía, en dirección norte sur, la carrera 37 entre las calles 42 y 45, porque se había vuelto intransitable, pero vale la pena revisar la medida tomada en esa misma carrera entre calles 41 y 42 porque el hecho de ser de doble vía nunca había generado congestión y sí facilitaba el tránsito para todos los que venían por la calle 42 hacía Cabecera, Altos de Cabecera, El Jardín, la UNAB y otros barrios.


El haber dejado esta pequeña carrera 37 entre 41 y 42 en un solo sentido, ha generado una enorme congestión en la única vía de acceso disponible para los barrios antes mencionados para todas las personas que procedan desde la calle 34 hasta la calle 48.


Los que procedían desde la calle 48 hasta la calle 42 podían subir por esta misma calle hasta la carrera 37 y girar a la izquierda para tomar la calle 41 hacía su destino. Al dejarla en una sola dirección como está actualmente, tienen necesariamente que avanzar hasta las calles 37 y 38, que son muy angostas, para encontrarse con todos los vehículos que vienen desde la calle 34 con destino a los barrios mencionados, y esto ha generado un caos enorme y un represamiento innecesario que se evitaría si se acata la sugerencia.


Reconocemos la buena intención del cambio inicial en una sola vía para la carrera 37, pero creemos que el caos generado es ya suficiente advertencia de que debe corregirse para evitar la congestión y algunos pequeños accidentes que ya se han generado en la zona.

Autor:
Jaime Luis Gutierrez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad