Publicidad
Lun Ago 21 2017
24ºC
Actualizado 05:28 pm
Sábado 04 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Cómo ayudar a nuestros hijos

Columnista: Jaime Luis Gutierrez

Algunos padres de familia me han preguntado cómo pueden ayudar a sus hijos en los estudios, en razón de que no poseen conocimientos pedagógicos. Aunque el tema daría para un libro, permítanme esbozar sólo algunas ideas.


En primer lugar es importante "que los hijos tengan claridad de que el aprendizaje es algo eminentemente personal y, por lo tanto, de su única y exclusiva responsabilidad". Como bien se ha dicho "nadie le enseña nada a nadie", porque el aprendizaje sucede en una caja negra en donde ni padres, ni profesores, ni nadie puede meter la mano: el cerebro del estudiante. Esto significa que es el estudiante, y sólo él, el responsable de lograr su aprendizaje aprovechando todos los elementos que el hogar y las instituciones educativas ponen a su servicio: el apoyo, la ambientación, los contenidos programáticos, las experiencias de aprendizaje, las labores a realizar en el aula y fuera de ella, la motivación, el calor humano y mil cosas más.


Es valioso "que el aprendizaje sea una actividad amable y feliz", lo que significa que debe disponer de un espacio libre de interferencias, tanto en el hogar como en el colegio, con una bibliografía básica y al menos un diccionario, y con una ambientación amable y feliz que haga del aprendizaje una experiencia valiosa y deseable.


Es importante "que los padres sembremos en nuestros hijos una mentalidad positiva y optimista", no sólo hacía el aprendizaje sino también a la valiosa experiencia de poder vivir en el mundo de hoy, con todas las potencialidades científicas, tecnológicas, culturales y técnicas que facilitan la educación, la información y la autoformación.


Es de vital importancia "que nuestros hijos sientan que los amamos de verdad" y que por esta razón estamos muy interesados en su desarrollo personal, afectivo, humano y académico, y que estamos siempre dispuestos a darles todo nuestro apoyo y a celebrar con ellos alegremente todos sus triunfos.


Es de especial importancia que frecuentemente les preguntemos sobre las cosas que están aprendiendo en el colegio y en la universidad, y que nos cuenten de qué se trata, para qué sirven, qué importancia tiene y todo lo demás. Así nosotros no los entendamos, o no conozcamos del tema, o se trate de cosas tan complejas como la Física Cuántica o el Cálculo Integral, es importante preguntarles porque, cuando intenten explicarnos lo que están aprendiendo, esto les va a permitir poner sus ideas en orden, entender más la temática y memorizar en su totalidad.


Es muy importante que nuestros hijos sientan "que padres y educadores estamos plenamente de acuerdo y actuamos en concordancia" para hacer lo que sea necesario para lograr su máximo progreso. Cuando nos criticamos recíprocamente o cuando nos desautorizamos los unos a los otros, el único que se perjudica es el estudiante porque no sabe a quién creer, o a quién obedecer, y esto lo desorienta enormemente. ¡Unidos lograremos siempre los mejores resultados académicos!

Autor:
Jaime Luis Gutierrez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad