Jueves 24 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Jairo Martinez
Patrocinado por:
Sábado 22 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Alianza sí

Autor: Jairo Martinez

Cuando Luis Delgado, el arquero bumangués de Millonarios, tapó el penal que le dio la estrella 14 al “ballet azul”, supe que el mundo no iba a acabarse. En ese momento comprendí que la predicción maya era la correcta y tenía que ver con la terminación de un largo ciclo, de 24 años, lleno de tristezas, desencantos, derrotas y golpes bajos propinados por propios y extraños. En aquel instante cósmico era claro, también, que se iniciaba una nueva era de triunfos y de glorias para la institución azul, la más ganadora en el fútbol colombiano, para sus siempre sufridos hinchas y para el país en general. En el momento en que la historia le dio a Luis Delgado la esquiva oportunidad de quedar para siempre en sus páginas, entendí que, aparte de la supremacía de Millonarios en la categoría “A”, la segunda división no podía morir, pues es el medio natural, de equipos que como el América de Cali y el Atlético Bucaramanga, se pasaron a vivir allí para siempre con el fin de darle lustre a ese grato torneo de la “B” que tiene tanta importancia como que en el ‘Alfonso López’, el estadio de todos los santandereanos, no puede jugar el ‘Alianza Petrolera’, porque el único que puede autorizar su uso es Óscar Córdoba, dueño y señor del Bucaramanga, así no haya vivido en nuestra ciudad más de 15 días. Ojalá que en este nuevo ciclo que acaba de empezar, en Bucaramanga haya dirigentes y autoridades que entiendan que el estadio es nuestro, que no son pocos los impuestos pagados para mantenerlo y remodelarlo; que comprendan que tenemos derecho al buen fútbol y a prestarle el estadio al que nos parezca, máxime cuando el que lo pide tiene también sangre santandereana. Ojalá, señor Gobernador, que por su intermedio podamos recuperar el control sobre lo que nos pertenece y que mañana el Atlético Bucaramanga, el Alianza Petrolera o el Real Santander nos den motivos para enloquecer de alegría como pasa con todos los hinchas de los equipos que se coronan campeones en Colombia y en el mundo.

La ingratitud es defecto bien feo. Barrancabermeja, cuna del Alianza Petrolera, ha acogido al Bucaramanga siempre que lo ha necesitado y ahora que las contingencias del fútbol ponen las cosas al contrario, devolverles los favores negándoles el apoyo y por culpa de un ‘extranjero’ no tiene presentación, no es justo, no debe ser. ¡Pilas Gobernador, nosotros también queremos la gloria!

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones