Viernes 25 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Jairo Martinez
Patrocinado por:
Sábado 09 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Así funciona el sistema

Autor: Jairo Martinez

Sincronía, cuenta el Maestro Kryon, se define como la alineación de las energías con un propósito que se ve y parece como una coincidencia, pero no lo es; es usted en el momento preciso, en el lugar adecuado, con los potenciales alineados que ha pedido. Si quiere experimentar la sincronía, tiene que salir, moverse, no puede quedarse en el mismo lugar rezando. Hay tiempo para pedir y tiempo para recibir que se hace en diferentes lugares; si pasa todo el tiempo en el lugar donde pide, no podrá recibir.

¡Qué difícil es pedir y esperar a que se nos cumpla el deseo! Queremos todo de inmediato y si no se nos da, hacemos suposiciones, improvisamos y, como decimos por aquí, la embarramos a más no poder. Miren el siguiente ejemplo de sincronismo, de pedir y esperar la alineación de las energías que nos da Kryon: “Este ser humano, que pensaba que usaba el sistema y hacía lo mejor que podía, tenía una tarea que cumplir. Era amable, trabajaba como supervisor en una fábrica, amaba a sus empleados, conocía a sus familias y los respetaba a todos. Sin embargo, se encontraba en la difícil situación de tener que despedir a uno de sus empleados por orden de su superior”. Entonces, pidió: “Querido espíritu, estimo a este hombre, conozco su familia, oriéntame. ¿Cómo manejo la situación?”. Tenía que hacerlo en un plazo de tres días. En dos días no recibió respuesta, no tuvo ninguna intuición, ningún instinto; más bien, parecía como si Dios estuviera de vacaciones.

Llegó el tercer día. El empleado entró en su oficina y se sentó. El supervisor sudaba, estaba a segundos de despedirlo y no tenía respuesta. Lo miró sentado en la silla, sonreía, como siempre. El supervisor pensó en los hijos del hombre y le dolía el corazón. Para retardar el momento le ofreció un café. Después volvieron a sentarse y el supervisor concentró sus pensamientos pero antes de que pudiera hablar, el empleado dijo: “Estoy muy contento de que me haya citado. No sabía cómo decirle, pero encontré un trabajo mucho mejor, lo siento mucho. Sé que somos amigos y que cuenta conmigo, pero tengo que renunciar. Va a ser algo muy positivo para mi familia”. Así es como funciona la sincronicidad. Los seres humanos tienden a decir, “Qué coincidencia”, pero la realidad es que así funciona el sistema desde el principio. (Si quieren recibir el mensaje completo de Kryon, escriban a crotatas@yahoo.com)

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones