Publicidad
Sáb Oct 21 2017
21ºC
Actualizado 07:53 pm
Sábado 22 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Nohora Valentina

Columnista: Jairo Martinez

El de Nohora Valentina es apenas el caso más reciente de manipulación que, al mejor estilo uribista y para congraciarse con la opinión nacional que ya lo fustiga por debilucho, hace el gobierno del presidente Santos.


Para refrescarnos la imagen varonil, fiera y experta del gobierno anterior, el nuevo ministro de Defensa -un gomelo que ni siquiera es aprendiz de soldado-, salió con voz de hombre a decirnos, una vez conocido el secuestro de la niña, que "las comunicaciones de los guerrilleros, otras informaciones técnicas y humanas nos dan la certeza de que las Farc participaron en este hecho". Y para que a nadie le quedara duda de que hablaba un heredero del más implacable verdugo de "lafar", remató su anuncio recordándonos que "las Farc son un grupo criminal que no tiene el más mínimo respeto ni siquiera por nuestros niños. Las Farc son los peores enemigos de los niños de Colombia. Los secuestran, los asesinan, los reclutan y les impiden crecer en paz".


Una semana después de que Nohora Valentina, afortunadamente, volvió a su casa, públicamente nadie sabe quién la secuestró. El procurador Ordóñez, el general Naranjo, el vicepresidente Garzón y el Papa Ratzinger, entre muchos otros, piden que se sepa quién cometió esta atrocidad y por qué lo hizo. Si hubieran sido "lafar" o el ELN, como dijeron los duros del gobierno Santos, uno pensaría que Alejandro, Óscar, Angelino y Benedictus están un poco locos o son los campeones del irrespeto por pedir que se sepa lo que el gomelo de Defensa, la inteligencia militar colombiana, Vargas Lleras y Santos nos anunciaron con tanta vehemencia.


Ojalá, la gran mayoría de colombianos deseamos, que llegue el día en que aquí como en España los grupos guerrilleros, los violentos todos, depongan las armas y reinen la paz, la armonía y la convivencia pacífica, pero es claro que al gobierno eso no le conviene porque entonces, ¿a quién le van a echar la culpa de su incapacidad? Si no hay guerrilla, ¿cómo mostrarle al país sus éxitos contra el delito asesinando a jóvenes desocupados?; ¿a qué comandante de cuál frente el ministro de Defensa va a inculpar para tapar el hecho de que siguen ocurriendo secuestros?


Gracias a Alá, a las once mil vírgenes y a todos los santos por devolvernos sana, salva, rosadita y feliz a Nohora Valentina pero, por favor don gobierno, acabe con las mentiras, las manipulaciones, los torcidos, los osos, los micos y, sobre todo, olvídense ya de los falsos positivos.

Autor:
Jairo Martinez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (8 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad