Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 06:33 am
Miércoles 24 de Mayo de 2017 - 12:01 AM

Otro escándalo por tóxicos en huevos de la China

Columnista: Jairo Puentes Bruges

En los últimos años la prensa internacional ha publicado diferentes noticias relacionadas con escándalos asociados a productos alimenticios preparados de China. En el año 2007 varios pescados y mariscos fueron retirados en Estados Unidos, pues se detectó en estos productos la presencia de sustancias relacionadas con el cáncer; según estudios adelantados por la Food and Drug Administration. Entre los productos cuestionados se reportaron lubinas, carpas, bagres, anguilas, tilapias y gambas; peces cultivados en estanques. En el año 2008 el diario China Daily informó que una contaminación con melamina (diferente a la melanina) de la leche infantil ocasionó la muerte de varios niños y miles resultaron intoxicados. La melamina se utiliza en la producción industrial de resinas. En el 2013, estudios de la Universidad Carolina del Norte detectaron la presencia de formaldehído en peces importados de China y Vietnam; una sustancia usada -entre otros- como desinfectante médico.

En el 2014 se informó sobre la venta de hamburguesas y otras comidas rápidas preparadas a partir de carne con fecha de vencimiento alterada. En diciembre de 2016 las autoridades de Nigeria informaron del decomiso de 100 bolsas de “arroz plástico” de contrabando; presuntamente importado ilegalmente de China.

Un funcionario advirtió (The Guardian) : “Hemos hecho un análisis preliminar del arroz de plástico. Después de hervir, era pegajoso y sólo Dios sabe lo que habría ocurrido si la gente lo hubiese consumido”. También se ha cuestionado el ajo producido en China, que se vende en supermercados colombianos, muy diferente en sabor y textura al ajo cultivado aquí.

El último capítulo de esta envenenada historia fue la reciente detección de dioxinas en huevos producidos en China. El China Post informó (abril 27/2017) que se encontraron niveles de dioxinas -por encima de las normas- “en el medio ambiente o la alimentación de los pollos”.

Solo en una de las granjas afectadas se sacrificaron 30.000 gallinas que producían 24.000 huevos diarios.

Estas dioxinas -asociadas a diferentes y graves trastornos de salud- ya habían sido detectadas en huevos y pollos producidos en otros países. Incluso en mi libro ‘Venenos en el Hogar’ (2006) cito un caso ocurrido en Bélgica en el año 2001.

Los problemas anteriores han sido relacionados con la alta contaminación del aire, las aguas y los suelos registrada en China.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad