Publicidad
Dom Nov 19 2017
19ºC
Actualizado 07:08 pm
Miércoles 14 de Junio de 2017 - 12:01 AM

Otra víctima del asbesto o amianto

Columnista: Jairo Puentes Bruges

La semana pasada falleció la arquitecta Isbelia Buitrago -de 41 años- víctima de un “mesotelioma pleural maligno”, un tumor que afecta los pulmones y el estómago. En entrevista a Noticias Caracol (febrero 2017) la arquitecta declaró que durante sus años de labores profesionales: “Siempre tuve contacto con tejas, tanques, tubería y cerámicas que tenían asbesto”. Así mismo señaló que deseaba “continuar con el legado dejado por Ana Cecilia Niño”, otra víctima del asbesto que murió en enero de 2017. Ana Cecilia “vivió 17 años en Sibaté donde estuvo expuesta al asbesto en los lugares de almacenamiento de desechos al aire libre de la planta de Eternit” (Semana, enero 2017). También le fue diagnosticado un mesotelioma maligno y falleció a pesar de los tratamientos recibidos.

Estos contactos con el asbesto resultan particularmente peligrosos cuando se participa en demoliciones de edificios; pues en estos procesos se liberan cantidades importantes de asbesto o amianto, una fibra que ha sido relacionada con graves enfermedades desde el siglo 19; según referencias citadas en columnas anteriores. Uno de los resultados colaterales del demencial atentado contra las Torres Gemelas (11 de septiembre 2001) fue que -más tarde- fallecieron 1.064 personas y cerca de 400.000 resultaron con enfermedades relacionadas con el asbesto (Revista Newsweek, julio 2016). Trabajadores, rescatistas y habitantes de la zona respiraron una peligrosa nube de partículas formada luego de las explosiones; compuesta por asbesto, concreto pulverizado y metales pesados, entre otros.

Por lo mismo y más, el asbesto y sus derivados empezaron a ser restringidos en los años ochenta y fueron totalmente prohibidos, en los años noventa, en varios países. Hoy 61 países lo prohiben, entre estos, todos los países europeos (International Ban Asbestos Secretariat). En Colombia, los proyectos de ley presentados para prohibir el cuestionado material se han hundido en nuestro diligente Congreso. En columna de junio 15/2016, me refería al hundimiento de un proyecto de ley orientado a prohibir “la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto en Colombia”; entre los que hundieron el proyecto se encuentra, por supuesto, el expresidente Álvaro Uribe. Mientras nuestro incansable Congreso toma alguna decisión lo más aconsejable es que las personas que por su trabajo o habitación estan expuestas a las temibles fibras tomen las precauciones del caso.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad