Miércoles 27 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Empleos verdes: buenos y numerosos empleos

Columnista: Jairo Puentes Bruges

Publicaciones recientes confirman el dramático retroceso mundial que experimenta la minería de carbón. Por ejemplo, en enero de 2017 China -país que registra graves problemas ambientales- anunció que invertirá US$360.000 millones en energías renovables; estos proyectos generarán 13 millones de empleos. Se estima que en el año 2035 el 35% de la energía generada en China sería de fuentes renovables; esto le generaría, además, en ese periodo ganancias estimadas en US$900.000 millones (Instituto Global McKinsey, 2017).

Ganancias asociadas -por ejemplo- al uso masivo de energías solar y eólica; estas implican inversiones en el montaje. Durante la operación funcionan con energía de los vientos y solar. Son renovables y no producen residuos mientras que la generación con combustibles fósiles implica -además de inversión en instalaciones- gastos permanentes en extracción del material, transporte, tratamiento y control de la contaminación generada. Por lo mismo se entiende que China también anunció que -como resultado del proyecto citado- canceló los planes de construcción de 85 grandes centrales eléctricas de carbón. Esto también en cumplimiento de los Acuerdos Climáticos de Paris; recordemos que hace unos pocos China no suscribía este tipo acuerdos.

En Estados Unidos -a pesar del lunático Trump- un informe de Sierra Club con datos del Departamento de Energía, DOE, advierte: “A nivel nacional, los empleos de energía limpia superan los empleos de combustibles fósiles en más de 2,5 a 1”. Un vocero del DOE señala: “Produciendo energía solar a precios cada vez más bajos, reduciendo nuestro consumo de energía a través de redes inteligentes y vehículos eficientes en combustible, la innovación energética está demostrando ser el motor del crecimiento económico, produciendo el 14% de los nuevos empleos en 2016”. Y es que -ademas del uso de energías alternativas- muchos países invierten igualmente en proyectos de ahorro de energía; que también implican menos contaminación y más empleos y ganancias para gobiernos y empresas.

Ese es el propósito del Desarrollo Sostenible: generar más empleos, ganancias y reducir las brechas sociales sin destruir los recursos naturales, lo que es posible como ya lo han demostrado algunos países europeos. En Colombia estamos en el peor de los mundos: pocos empleos formales, mucha pobreza y enorme deterioro ambiental.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad