Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 08:41 pm
Miércoles 22 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Caos climático se agrava... a pesar de los acuerdos

Columnista: Jairo Puentes Bruges

La semana pasada finalizó la Cumbre Climática COP 23 en Bonn, Alemania. Los delegados de más de 190 países acordaron, entre otros, verificar “que los compromisos acordados por cada país en el Acuerdo de París (2015) están en consonancia con la meta de mantener el aumento de temperaturas del planeta por debajo de los 2 grados”. Importante, pues lo cierto es que funcionarios de países, como Colombia, firman todos los papeles que les ponen enfrente en estas y otras cumbres, pero en la realidad terminan propiciando lo contrario de lo firmado. Si se evalúan las emisiones en Colombia, estas deben haber aumentado, pues la deforestación crece todos los años; en zonas urbanas y rurales. Lo mismo ocurre con el insignificante desarrollo en el país de proyectos de energías alternativas; orientados a reducir las emisiones de gases de invernadero generadas por el uso de combustibles fósiles. Según un informe presentado en la COP 23 “la expansión de las energías renovables en todo el mundo (menos en países como Colombia) se está duplicando cada cinco años y medio”. Estos proyectos son también fuente importante de empleos formales.

Todos los informes científicos confirman que la situación climática camina hacia un punto que algunos califican de apocalíptico. Un informe de la Organización Meteorológica Mundial (Octubre 30/ 2017) advierte: “A nivel mundial el promedio de las concentraciones de CO2 en la atmósfera llegó a 403,3 partes por millón (ppm) en 2016, frente a 400 ppm en el 2015. Un nivel no visto durante más de tres millones de años”. Para completar se han detectado otras fuentes de emisión de CO2. Una publicación de la American Geophysical Union (Noviembre 16/2017) concluye: “el uso y agotamiento de agua subterránea en los Estados Unidos podría ser responsable de liberar 1,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera cada año”.

Por lo mismo, cada nuevo año es más caluroso que el anterior.

Recordemos que Bucaramanga es una de las ciudades colombianas en las que más ha aumentado la temperatura. Los polos se derriten y el nivel del mar continúa aumentando e inundando zonas costeras, caso Cartagena. Y los desastres, desplazamientos y pérdidas económicas asociadas al cambio climático se multiplican, ocasionados por sequías prolongadas, incendios forestales, poderosos huracanes e inundaciones.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad