Publicidad
Vie Feb 23 2018
21ºC
Actualizado 06:31 pm
Miércoles 29 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

El agua disponible depende del páramo y sistemas asociados

Columnista: Jairo Puentes Bruges

Uno de los puntos esgrimidos por los asalariados del proyecto de megaminería Soto Norte -de la empresa Minesa- es que este proyecto estaría fuera de los límites del páramo Santurban; y que por eso no será afectada la cantidad y calidad del agua. Vale la pena reiterar que la disponibilidad de agua no depende solo del páramo sino del manejo integral de la cuenca y subcuencas; el páramo es un elemento más del sistema. Por lo mismo un concepto del Instituto Von Humbolt, citado por la sentencia T- 361 de la Corte Constitucional que deja sin efecto la resolución 2090 que “delimitaba” el Páramo Santurbán, advierte: “las medidas para asegurar el abastecimiento hídrico del área metropolitana de Bucaramanga, no se deben limitar a la construcción de infraestructuras de abastecimiento, sino que deben extenderse a la gestión integrada de las cuencas abastecedoras, de las cuales hace parte el páramo de Santurbán” (página 265).

Como es conocido, aparte de los páramos, otros ecosistemas estratégicos y áreas protegidas intervienen en la regulación de las corrientes. Por ejemplo, el decreto 1449 (1977) establece que son áreas forestales protectoras: “Los nacimientos de fuentes de aguas en una extensión (mínima) de 100 metros a la redonda” y “Una faja no inferior a 30 metros de ancho... a cada lado de los cauces de los ríos y quebradas”. El proyecto Soto Norte, aparte de que afectará áreas forestales (EIA, numeral 7.5) plantea además “la ocupación de cauces por las vías y otras estructuras del proyecto” (numeral 7.4). La ocupación del cauce implica generalmente afectación del área forestal protectora e intervención sobre el mismo lecho del río. De tal manera que nada hacemos protegiendo solo el páramo, si se descuidan otros elementos de las subcuencas.

Por lo demás, la delimitación es solo un papel que no soluciona ningún problema si no se adopta y desarrolla un Plan de Manejo (artículo 47, decreto 2372, Áreas Protegidas). Entre otros aspectos estos planes definen qué usos son posibles y en qué sitios. En algunas áreas protegidas se permiten usos productivos sostenibles (artículo 35); como es el caso de la agricultura ecológica y otros. Pues hay que reiterar que la declaratoria de áreas protegidas no tiene como propósito aumentar la pobreza y los problemas sociales, sino reducirlos.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (6 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad