Miércoles 20 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

¿“Minería bien hecha” con estudio mal hecho?

Columnista: Jairo Puentes Bruges

La semana pasada la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) informó que le “hizo a Minesa 83 requerimientos durante la reunión de información adicional”. Esta información adicional se pide “cuando (la ANLA) considera que los contenidos de los documentos presentados por los solicitantes de licencias y permisos son insuficientes para evaluar la viabilidad ambiental del proyecto”. Es decir, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Minesa para tramitar una licencia ambiental para su proyecto de megaminería en Soto Norte registra serios vacíos de información, si se considera el elevado número de requerimientos (83).

Los requerimientos tienen que ver -entre otros- con “información complementaria sobre la presencia de cadmio, selenio, molibdeno y material radiactivo”. Recordemos que en estos procesos muchos elementos químicos que están atrapados en el material extraído de la montaña son liberados. He citado en columnas anteriores problemas ya detectados como es el caso de la presencia de arsénico en la quebrada La Baja y el río Vetas que cae al Suratá. Además del arsénico muchos otros tóxicos pueden ser liberados al aire y las aguas como los citados por la ANLA. En este caso resulta de especial preocupación la presencia de materiales radioactivos que se sabe existen en estos sitios. En Santander se han detectado yacimientos de Uranio.

A esta liberación de tóxicos hay que agregarle la generación de los residuos considerados como peligrosos por el EIA presentado, tema al que hice referencia en columnas anteriores. De ahí que resulta pertinente otro de los requerimientos de la ANLA que pide una “definición en forma detallada de la disposición final de las aguas de rechazo”. Otro requerimiento: la ANLA señala que “sus análisis se hacen de manera regional y para ello necesita que la empresa tenga en cuenta las cuencas hidrográficas de manera completa y no fragmentada”. Otra información solicitada tiene que ver con “vías de acceso del proyecto, porcentaje de relaves, consumo de explosivos”. La ANLA también le pidió a Minesa “ajustar el programa de manejo de agua con el fin de incluir las medidas que garanticen la disponibilidad del recurso hídrico”. Si esta empresa no fue capaz de entregar un EIA bien hecho, habría que preguntarse: ¿será capaz de desarrollar “una minería bien hecha” como dice su publicidad?

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad