Miércoles 07 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Tribunal autoriza “arboricidio” en la Escuela Normal

Columnista: Jairo Puentes Bruges

En el momento de publicar esta nota, el índice de radiaciones ultravioleta (UV) en Bucaramanga, según pronósticos del Ideam, será de 14,7. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un valor mayor de 11 es considerado “extremadamente alto” y por consiguiente representa un alto riesgo para las personas expuestas. Por ello el Ideam recomienda: “Busque la sombra”. “Evite la exposición al sol entre las 9 am y las 4 pm”. “La exposición al sol aumenta el riesgo de cáncer de piel, acelera el envejecimiento y produce daños oculares”. Y recalca: “Los niños, particularmente sensibles a la radiación UV, requieren una protección especial”.

Por lo anterior y más, resulta difícil entender la decisión tomada por el Tribunal Administrativo de Santander que revocó una medida cautelar que frenaba la obra Intercambiador del Mesón de los Búcaros, obra que afectaría los árboles e instalaciones de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

La decisión del tribunal implica la tala de más de 120 árboles. Bajo la sombra de estos los estudiantes realizan actividades lúdicas y educativas. El fallo del tribunal, según información publicada en Vanguardia, señala: “no se evidencia afectación de la comunidad de la Normal frente a la prestación del servicio educativo, ni daño ambiental, ni disminución de su infraestructura”. ¿La tala de más de 120 árboles no representa ningún daño ambiental? En un predio que , además, está destinado a “uso educativo”, según el Ministerio de Educación.

La desaparición de espacios verdes no solo implica un aumento de la exposición a radiaciones UV, sino también un incremento de la contaminación del aire; pues los árboles juegan un papel importante en la reducción de los contaminantes a través de la fotosíntesis y otros mecanismos. Y Bucaramanga tiene un vergonzoso espacio público verde por habitante: 2,5 metros cuadrados, cuando lo mínimo recomendado OMS es 10. Esta desaparición de las áreas verdes también tiene que ver con la formación de las llamadas islas de calor, fenómeno que aumenta la temperatura ambiente y la contaminación. ¿Vale la pena aumentar la exposición de los estudiantes de la Normal a los riegos citados para construir unos locales, sean de uso público o privado? Sería interesante que el tribunal suministrara mayores detalles de los argumentos sanitarios que sustentan la decisión tomada.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad