Miércoles 15 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

El Ministro de Defensa defiende… el glifosato

Columnista: Jairo Puentes Bruges

En columna de julio 11 de 2018 (Glifosato hasta en la cerveza) citaba publicaciones europeas relacionadas con la detección del cuestionado herbícida glifosato en cervezas y miel y sus implicaciones sanitarias y económicas para fabricantes y consumidores. Me refería también al inicio de un juicio en Estados Unidos derivado de la demanda de un padre de familia de 46 años contra Monsanto (empresa adquirida por Bayer), pues padece un cáncer incurable. El señor manifestó que había usado el Roundup (glifosato comercial) en sus labores como jardinero en un distrito escolar. Pues bien, el pasado fin de semana, la prensa internacional informó que esta persona ganó su demanda. Un jurado de California condenó a Monsanto-Bayer a indemnizar con 289 millones de dólares al afectado. Se ha informado que la empresa enfrenta muchas otras demandas similares.

He citado en numerosas columnas anteriores decisiones de la Organización Mundial de la Salud e investigaciones académicas que relacionan al glifosato con el cáncer y otros problemas de salud. Es un producto que además puede afectar la flora y la fauna, incluidas las amenazadas abejas, esenciales para la producción agrícola. Estos efectos son conocidos hace muchos años. En el libro “La crisis del agua en Santander”, publicamos resultados de bioensayos con peces realizados en los laboratorios del Inderena; autoridad ambiental en Colombia hasta 1993. En las conclusiones se advierte que el glifosato comercial: “Es tóxico para la especie trabajada con tendencia a ser altamente tóxico”.

Por lo anterior llaman la atención las declaraciones del nuevo Ministro de Defensa, quien señaló el pasado 8 de agosto: "Se acaba la erradicación voluntaria y se volverá obligatoria”... “Las fumigaciones seguramente tendrán que hacerse”. “Uno tiene que reconocer que el glifosato es uno de los herbicidas más usados en el mundo. Yo como agricultor que he sido, lo he usado con resultados estupendos y sin que causara daños en las personas que lo aplican". El Ministro pues defiende el glifosato, a pesar de numerosas evidencias y decisiones que relacionan este producto con efectos nocivos sobre la salud y la biodiversidad; que obligarían a aplicar el Principio de Precaución establecido en la Ley 99/93. Defiende el Ministro el producto de la multinacional y se olvida de los afectados en su salud y economía.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad