Publicidad
Mar Ago 22 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm
Sábado 29 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

¿Se dejará ganar Serpa la gobernación del aguilucho?

Columnista: Jairo Puentes Bruges

Según los vientos que corren los "idus de Marzo" aprovechan la coyuntura invernal para hacer ver que los dioses se encuentran intranquilos y que la naturaleza se rebela contra los nuevos Césares. Hoy los Casios de este siglo XXI llenan de malos presagios y contaminan las aguas de la política, envenenan los espíritus y tejen alianzas inverosímiles para detener la voluntad de César.


El espíritu de Shakespeare está vivo en esta coyuntura para advertir el hilo delgado de la política y ponerlo como si fuera una pieza de teatro.


Hace unos meses se daba por descontado el triunfo de Luis Fernando Cote, sus condiciones personales lo hacían apto para el cargo, pero hoy las cosas han cambiado y no sabemos qué ha ocurrido, pero ese espíritu shaskespereano conspirativo ha penetrado las esclusas de la política y se mueve con esa dinámica. Según las últimas encuestas Aguilar va adelante, porque si advertíamos un amplio respaldo en la provincia, parece que logra permear la zona metropolitana llevado precisamente por esos vientos shakespereanos hasta lograr una mayoría. Y se ha armado una alianza que no se sabe de dónde salió y no tiene ninguna coherencia, entre Lucho Bohórquez, candidato del liberalismo, con el candidato del Pin que inscribió a Richard Aguilar. Y para formar un juego de palabras que se grabe en la mente del elector, se acuñó aquello del aguilucho, que luce en las pancartas de las calles. Así que la alianza aguilucho se teje con la misma tela con la que Casio tejió el golpe de estado contra César. Y todo, porque el puesto que hoy ocupa Cote estaba reservado para Lucho Bohórquez y no para Cote. Por eso Lucho busca con su alianza detener el paso de Cote y se alía hasta con el diablo. El alma de Casio el conspirador se cuela pues, de frente en estas elecciones cargadas de agua y de tempestades. Pero las elecciones de mañana dirán si en realidad la conspiración fue exitosa, logró sus cometidos o por el contrario, Cote gana. Porque desde las rejas de la Picota salen las órdenes que mueven las fichas y que tratan de llegar hasta ciertos puntos neurálgicos del electorado, que lo llevó en las ante pasadas elecciones a elegir al coronel Aguilar y que luego el prestigio nacional de Serpa hizo inclinar la balanza hacia el trajinado jefe político que mañana se juega su pellejo acompañando a Cote. No sabemos hasta qué punto el gran jefe liberal ha apoyado a su pupilo, que según las encuestas está al descubierto en esta escaramuza o por el contrario, deja que Cote se hunda. Y Lucho Bohórquez juega sus cartas en los dos frentes, en el uno para él y en el otro para el Otro, el nuevo bicéfalo: aguilucho.

Autor:
Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (11 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad