Publicidad
Lun Dic 11 2017
19ºC
Actualizado 07:17 am
Domingo 03 de Enero de 2016 - 12:01 AM

Metrolínea 2016

Columnista: Jesús Rodrigo Fernández

Uno de los grandes retos de los alcaldes del Área Metropolitana de Bucaramanga, que acaban de iniciar sus mandatos, habida cuenta que la solución a los problemas de movilidad pasa por la autoridad y la utilización del transporte público, es garantizar la sostenibilidad del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Metrolínea.

Para el análisis de la situacion, dos documentos resultan pertinentes: i) Informe de Gestión 2012 de Metrolínea que hace un paralelo entre la situación encontrada en diciembre de 2011 y la entregada en diciembre de 2012 y ii) Plan de Desarrollo elaborado por Metrolínea para el período 2013-2015 que presenta la proyección a diciembre pasado que debe contrastarse con la cruda realidad que hoy vive el SITM. Veámos, por efectos de espacio, solo el tema del parque automotor e infraestructura que son fundamentales si queremos un Sistema eficiente que le gane la partida a la motorización y a la piratería. El informe de gestión recuerda que la Fase I del SITM arrancó la operación con el 30% de la flota y el 30% de la infraestructura y esta circunstancia, para el ente gestor, “fue una de las causas que le ocasionaron muchos de los problemas que hoy ( diciembre 2012) tiene el Sistema”. Pues bien, el Plan de Desarrollo 2013-2015 tenía como metas, para el año 2015: 1. “Consolidación total del SITM” 2. “Cobertura del SITM al 100%” 3. “Implementación del SITP”; situación que dista de la realidad pues a la fecha para solo hablar de los portales del Norte, Girón y Piedecuesta, necesarios para la “consolidación total del SITM”, aún no están funcionando.

De acuerdo con el Informe de Gestión a diciembre de 2011 “El parque automotor era de 132 buses en actividad” y “Un pedido de 105 buses se encontraba parqueado en los patios” ; a diciembre de 2012 “ entró en operación el parque automotor que no se estaba utilizando” y aumentó el “parque en servicio a 237 buses”. Hoy tenemos un parque automotor de 272 vehículos distribuidos así: 29 articulados, 102 padrones, 106 alimentadores y 35 convencionales. Infortunadamente de esta flota hay 67 buses en talleres por falta de repuestos. La verificación de la meta de 484 buses nos indica que hoy hay un pendiente nada despreciable de 177 vehículos. La tarea es compleja y requiere el compromiso de todos y cuando digo todos incluyo a los concesionarios que deben recordar que los compromisos hay que honrarlos y al gobierno nacional que, en últimas, embarcó a los municipios en esta aventura. Feliz 2016.

Autor:
Jesús Rodrigo Fernández
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad