Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 07:56 pm
Domingo 18 de Diciembre de 2011 - 02:32 PM

Mis hijos se aburren en vacaciones

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Ha llegado Navidad y mis hijos de 6 y 8 años se sienten aburridos. Desde que salieron del estudio me dicen que no saben qué hacer. Nosotros les proponemos algunas veces salir a comer helado, a caminar, hablar e incluso ir a un restaurante.
Juntos son inquietos, les gusta como todo niño la calle, los amigos, pasársela jugando o metido en el computador o la televisión.
En estos días nos hemos empeñado montar el árbol de Navidad y el pesebre. Todos hemos puesto de nuestra parte y nos sentimos muy unidos y felices.
Nos gustaría escuchar sus orientaciones para ponerlas en práctica.
Feliz Navidad para usted y todos sus lectores.

Respuesta
Distinguido señor. Navidad y año nuevo se han de constituir en oportunidad maravillosa para replantear el proyecto de vida de cada uno de los miembros de la familia. Es lógico que sus hijos se sienten aburridos al permanecen mucho tiempo en casa. Esto amerita buscar alternativas que les permita distraerse sin tener que pasar mucho tiempo frente al televisor o el computador.
¿Han averiguado sobre vacaciones recreativas? ¿Los chicos practican algún deporte? Siendo así, pueden consultar en las sedes de las ligas de natación, patinaje, taekwondo, atletismo etc.
Disfruten la época navideña haciendo las novenas, cantando villancicos, disfrutando la deliciosa comida, degustando la sabrosa natilla, los buñuelos, pasabocas y otras sabrosuras.
Será el comienzo de una comunicación más fluida y edificante que se reafirmará el 24 de Diciembre con el nacimiento del Divino Niño y días después recibiendo el nuevo año.

Reflexión
Aunque para los adultos vacaciones se asocie a descansar, alejarse de la rutina o la monotonía y preferiblemente hacer algo diferente, lo contrario sucede con algunos los niños y jóvenes quienes  desean dormir hasta tarde, levantarse a ver televisión, entrar a Internet, conectarse con su BlackBerry o el teléfono móvil de su predilección para que al paso de varios días experimenten una sensación de aburrimiento.
¿Usted sabe cómo se sienten sus hijos en éste momento? ¿Tiene idea qué les gustaría hacer? Hable con ellos y llegue a ciertos acuerdos que permitan minimizar o erradicar esta percepción. Manténganlos ocupados y comparta con ellos su especial forma de ser.
Jamás olvide que son el regalo más bello que Dios y la vida le ha podido conceder.

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad