Publicidad
Jue Ago 24 2017
22ºC
Actualizado 07:13 pm
Lunes 19 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Defendamos el matrimonio

Es muy común ver cómo las parejas de hoy admiten la separación o el divorcio como la mejor solución a sus conflictos. Tal vez creen que para mantener una relación deben carecer de dificultades cuando en verdad éstas son las que permiten razonar, modificar, rectificar, fortalecer, crecer o madurar la convivencia.

Yo acabo de cumplir 20 años de matrimonio. Escogí una mujer maravillosa con quien tenemos 2 hijos, juntos universitarios, centrados, autónomos, y por obvias razones comprometidos, aguerridos y felices.

Con mi señora hemos consolidado una relación de confianza y apoyo mutuo. Juntos asistimos con periodicidad a cursos, conferencias y diplomados que nos enseñen a ser mejores esposos y padres. Por otro lado creemos en Dios y mantenemos una fe viva y operativa.

Espero que mi caso les sirva a muchas parejas que por dificultades prefieren abandonar esa lucha sin pensar en las consecuencias que acarrea esta decisión.

Respuesta
Distinguido señor: Reciba mis más sinceras felicitaciones al haber consolidado una relación matrimonial sólida, estable y ejemplar, donde la vivencia de valores, el diálogo permanente y la confianza convirtieron la convivencia en una experiencia especial que ha dado frutos con la bendición de Dios.

El diálogo ha de ser camino de salvación del matrimonio, siempre y cuando se mantenga un protocolo que facilite la resolución de conflictos a nivel de pareja y familia. Todo comienza por saber escuchar para tener una visión clara sobre aquello que la otra persona nos quiere decir.

La intervención mutua permitirá finalmente desencadenar un proceso discursivo y deliberativo con resultados altamente confiables. Gratamente podrán observar la resolución del conflicto planteado sin permitir excesos ni mucho menos actos de violencia, irrespeto e injusticia en la búsqueda de soluciones. Así debe ser.

Reflexión
Jamás imponga lo que piensa sin escuchar la posición de la otra persona. Imposible ponerse de acuerdo si carecen de disposición para entablar un diálogo edificante, que permita superar los conflictos que hoy enfrentan.

Evite por todos los medios asumir la separación como “única solución”. Escuche con atención a su pareja buscando comprender, valorar y respetar su posición. Luego podrá opinar o hablar y entre los dos encontrarán la solución más adecuada al conflicto que les preocupa.

Queridos padres: Más edificante ha de ser su actitud ante un  problema cuando existen hijos, porque ustedes son y serán el modelo a través del cual ellos se identifican. Ténganlo presente.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad