Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am
Lunes 16 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Doloroso panorama de una naturaleza en caos

Veo con tristeza cómo muchas personas se muestran indiferentes ante las tragedias que se han venido presentando en Colombia por el fuerte invierno que afrontan muchas regiones de nuestro país. Santander no ha sido la excepción.

En pocas ocasiones hablamos de huracanes o tormentas, pero recientemente lo vivimos en Barrancabermeja. Ríos desbordados, calores jamás vistos en Bucaramanga, temblores,  volcanes a punto de hacer erupción etc.

Hablando con mi esposa e hijos nos preguntamos: ¿Cuándo seremos conscientes de la gravedad de la situación?  ¿Estaremos preparados para prevenir, enfrentar, controlar y superar con valentía y asertividad tantos  infortunios, desastres o adversidades que brinda la naturaleza?

He ahí una pregunta que debe obtener respuesta de acuerdo a la posición de cada uno de los lectores. ¿Qué piensa usted?

Respuesta
Distinguido señor: Resulta grato encontrar familias como la suya que poseen un alto sentido de sensibilidad al dar ejemplo vivo de solidaridad por aquellas personas que afrontan desastres o tragedias que han ocasionado la pérdida total de sus pertenencias.

Los operativos de emergencia se han centrado en atender las necesidades básicas de las familias afectadas, especialmente los que tienen infantes, adultos mayores y minusválidos.

Su atención ha recaído en manos de autoridades y delegaciones médicas y organismos especializados como la Cruz Roja nacional.

Estos comentarios avivan esa solidaridad que debe nacer al interior del alma de cada ser humano.  

Sería conveniente preguntarnos: ¿De qué manera podría contribuir a este noble propósito?

Es hora de actuar. ¡Manos a la obra!  

Reflexión
Despójese de apegos materiales, de orgullo, prepotencia, poder o egoísmo para lograr admitir en su mente y corazón esa fuerza interior que le permitirá darse generosamente a los demás reafirmando la misión que Dios ha colocado sobre sus hombros con visión sobrenatural.

Ante las imágenes de caos, destrucción y sufrimiento, frente al horror físico y psicológico de las víctimas, debemos tomar conciencia de la temporalidad humana.

La inesperada reacción de la naturaleza por efecto de ciclones, temporales, erupción de volcanes, movimientos de tierra, terremotos, oleadas de calor o frío, desprendimiento de glaciares, inundaciones  e innumerable fenómenos, algunos propiciados por el hombre, otros por razón de la naturaleza, pueden acabar en un instante la paz y tranquilidad en la familia, una sociedad o en la población que puede ser la suya. Seamos solidarios y demos lo mejor de nosotros a quienes nos necesitan. ¡Así debe ser!

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad