Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
18ºC
Actualizado 09:34 pm
Miércoles 19 de Octubre de 2016 - 12:01 AM

Ruptura, dolor y recuperación

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Creí haber encontrado el amor demi vida. Aquella persona con lacuál pasaría el resto de mis días.Sin embargo, todo fue una fantasía, era unamentira.
Nuestro noviazgo llevaba un año en el cual semostró inicialmente muy tierno, detallista, caballero,comprometido. Pasados los seis mesescomenzaron los celos, la desconfianza, las películasque se hacía en la cabeza. Inicialmenteeran groserías, imposiciones, preguntas y luegogritos, golpes contra la pared. Estaba asustada.
Esto concluyó hace un mes cuando tome la decisióndespués que me trató de lo peor y megolpeó.
Me siento desilusionada, triste, vacía, sin unnorte. Mis padres y el hermano mayor me hanquerido ayudar pero no he querido porque meda pena. Siento que les fallé por mi terquedadsaliendo de mi casa.
Me he refugiado en unaamiga casada donde vivo. No sé qué rumbo tomaren estos momentos. Por favor, aconséjeme.

Respuesta
Distinguida señorita: El primer paso ha de seraceptar una verdad que no puede cambiar.Aprenda de los errores y vea en su familia elentorno más adecuado para superar el dueloque afronta.
Ahí encontrará el ambiente de comprensión,cariño y respeto que necesita para superar latristeza y dolor que siente al haber culminadosu relación afectiva.
Asuma su decisión como una oportunidad pararetomar el camino existencial dejando atrásuna experiencia que ha dejado enseñanzasedificantes, reconociendo que a pesar de susesfuerzos y voluntad para mejorar la relación,la conducta de su pareja destruyó el sueño queun día había creado por su afán de realizarsecomo esposa y mujer.Al margen de la importancia que puedan tenerlos amigos en nuestra vida, nada puede sustituira la familia.

Reflexión
Difícil resulta reconocer que aquella persona aquien se dijo amar jamás se convertirá en elcomplemento de su vida. Es hora de alejarse del ser con quien pensóquedarse.
Es allí donde la familia y los amigos juegan unpapel preponderante para superar el dolor queproduce una separación.Aunque sienta que la fuerza interior, su capacidadde emprendimiento y la razón misma paraluchar y vivir hayan disminuido ¡revélese! asumiendocon fe viva esta nueva etapa de suvida retomando sus actividades profesionales,haciendo ejercicio, caminando, acercándose aDios y viendo en su más inmediato futuro surealización y felicidad.Aprenda del pasado y manos a la obra.

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad