Publicidad
Jue Sep 21 2017
22ºC
Actualizado 07:50 pm
Miércoles 09 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Graves peligros por anorexia

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Estoy muy triste porque mi hija de solo 16 años está muy delgada y según el médico sufre de anorexia nerviosa. Es hija única, estudia último año de bachillerato y ha sido una buena estudiante. La veíamos delgada pero nos pareció algo normal por su edad.
Un día sentimos que vomitaba y dijo que algo le había sentado mal, pero mi esposa escuchó que hablaba con una amiga diciéndole que tenía que vomitar porque estaba muy gorda.
Fue allí donde la llevamos al médico y supimos de su enfermedad. Somos odontólogos y salimos muy temprano a trabajar y llegamos después de las siete de la noche. Díganos ¿en qué podemos ayudar? Gracias por atender nuestra preocupación.

RESPUESTA
Estimados padres. Es indiscutible que la niña necesita más atención por parte de ustedes. Deben buscar espacios de diálogo que les permita expresarle lo que piensan y sienten. Háganle saber las implicaciones de una enfermedad como la anorexia que puede afectar su salud de manera grave.
Organicen su trabajo distribuyendo el tiempo para estar en familia realizando ciertas actividades que les una y compenetre mucho más, como ir a caminar, al centro comercial, por qué no comer un helado e incluso, un fin de semana fuera de la ciudad.
Busquen acompañamiento de la institución educativa donde realiza sus estudios para que su sicorientador hable con ella, brindándole la oportunidad de conocer todo lo relacionado con la enfermedad. Siganlas indicaciones del médico y formen parte integral de su recuperación.

REFLEXIÓN    
La eliminación de carbohidratos y proteínas acompañada de excesivo ejercicio físico, utilización de laxantes, vómitos provocados con imagen distorsionada de su propio ser, pueden llevarle a sufrir un trastorno de la conducta alimentaria denominado anorexia. Es allí donde los padres de familia deben unirse para escuchar, orientar y emprender acciones que puedan estimular en su hija un cambio de actitud.  
De igual forma las instituciones educativas deben acompañar su recuperación. Acudir al médico es una medida conveniente para determinar las causas que pueden ser emocionales, sicológicas, físicas, socioculturalese incluso biológicas. Los chicos están inmersos en un mundo de moda, belleza y  glamour.
Las relaciones virtuales e interpersonales manipulan o distorsionan en muchas ocasiones la realidad. A papá y mamá les corresponde mantenerse atentos ante los cambios de conducta que presenten sus hijos para guiarle y ofrecerles soluciones adecuadas, alejando los peligros que puede acarrear una delicada enfermedad. 

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad