Lunes 27 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Deporte, amor y felicidad en familia

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

JORGE ELIECER DÍAZ WILCHES

jdiaz@vanguardia.com

Soy padre de dos hermosos hijos. La mayor de 7 y el niño de 5 años. Son niños muy despiertos e inteligentes. Con mi esposa permanecemos todo el día trabajando. Salimos a las 7 y llegamos a las 7 lo que dificulta estar con ellos con mayor permanencia. Los sábados trabajamos hasta medio día y dedicamos fin de semana a descansar. Reconozco que preferimos estar en casa que salir. Pero, últimamente se ha presentado un problema: los niños están exigiendo que salgamos juntos a jugar. En el colegio se han caracterizado por ser buenos deportistas. La niña en natación y el niño el futbol.En verdad llegamos muy cansados y por eso de vez en cuando salimos pero a comer o al centro comercial. Debido a su insistencia y lo que manifiesta la suegra queremos solicitar orientación porque no queremos que los niños nos vean como malos padres. Nosotros los queremos y trabajamos para darles lo mejor. Estaremos atentos a sus consejos. 

RESPUESTA

Estimados padres de familia: Es hora de analizar con sinceridad, prudencia y responsabilidad la manera en que deben ayudar a sus hijos a desarrollar sus habilidades y talentos especiales. No basta con brindarles ciertas comodidades. Necesitan de su presencia tanto física como emocional para compartir y disfrutar sus logros deportivos. Eviten dejar pasar el tiempo sin vibrar a su lado viéndoles brincar, gritar, reír y finalmente decir: Gracias por estar a nuestro lado. Nos hacen muy felices. He ahí la razón misma para luchar y seguir viviendo. 

REFLEXION

El tiempo pasa y los hijos crecen en un abrir y cerrar los ojos. Comprométase disfrutar su crecimiento desde temprana edad estimulando sus habilidades y talentos especiales favoreciendo suautonomía, autoconfianza, disciplina, creatividad, imaginación y responsabilidad. Papá y mamá serán ejemplo de una vida saludable fomentando el deporte a través de los hijos en actividades como: natación, patinaje, montar en bicicleta, futbol, basquetbol, tenis o atletismo.  Implementen reglas y horarios sin que los chicos descuiden sus actividades escolares. Genere rutinas caminando, trotando, subiendo escaleras, compartiendo esa comunicación cercana y amigable que debe reinar en la familia en todo momento. Evitar el sedentarismo infantil es su prioridad alejándoles del celular y las redes sociales. En Navidad propicie regalos que incentiven actividades deportivas tomando decisiones saludables que permitan a los hijos crecer en un ambiente colmado de paz, confianza, respeto y mucho amor. 

 

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad