Publicidad
Lun Feb 19 2018
28ºC
Actualizado 12:56 pm
Lunes 04 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Mi esposo ¡embarazado!

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Me casé hace un año con un hombre maravilloso con quien nos enamoramos desde el mismo momento en que nos conocimos. Mis padres lo quieren como si fuera otro hijo. He querido consultarle lo que viene pasando con mi esposo porque desde el momento que le comunique estar embarazada hace 14 semanas el comenzó a sentirse mal.
Tiene mareos con frecuencia, algunos acompañados con náuseas, vive preocupado con mi embarazo, lo veo como ido por momentos, casi no duerme y aparecieron antojos que ni yo tengo.
Había escuchado esto alguna vez, pero me parece raro, incluso, porque yo no siento nada. Quisiera sabe si lo que padece es una enfermedad. Si pasará pronto o tal vez cuando nazca nuestro hijo. Gracias.

RESPUESTA
Estimada señora: Es común en algunos hombres sufrir este tipo de síndrome cuando sus parejas quedan embarazadas. El vínculo afectivo que los une provocó en su esposo cambios notorios a nivel de carácter y personalidad. De ahí las náuseas de los primeros meses, antojos, ansiedad, falta de sueño y cambios permanentes en su temperamento. Interprete la situación que vive como una experiencia única y especial que recordarán con cariño toda la vida.
Busque por todos los medios que su relación se fortalezca, regocijarse por su embarazo, divirtiéndose, comunicándose adecuadamente, leyendo, caminando, asistiendo a los controles y si es posible al curso psicoprofiláctico donde bajo una preparación física y psicológica obtendrán herramientas fundamentales para enfrentar con tranquilidad, alegría y seguridad las situaciones que se presentan en el proceso de gestación y parto.
Estos síntomas pasarán y luego se recordarán con entusiasmo, alegría y mucho amor. ¡Felicitaciones!


REFLEXIÓN
El síndrome de couvade (incubar) induce a muchos papás a experimentar los síntomas de las mujeres embarazadas. La empatía, el ‘rapport’ y la incidencia en su ámbito emocional produce cambios notorios en los futuros papás.Aparecen las náuseas, los antojos, la falta de sueño, cuadros de ansiedad, cambios notorios en su vida sexual y su estado de humor (los dos extremos), inseguridad y estrés, entre otros síntomas. 
Es de anotar que los síntomas experimentados por el futuro papá son reales, por lo tanto, deben ser atendidos no solo por la gestante, sino ante todo por un médico quien le orientará para lograr superar las molestias y preparándole para recibir el regalo más bello que Dios y la vida le ha podido conceder.
Deseo muchas felicidades a estas parejas.

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad