Publicidad
Dom Oct 22 2017
21ºC
Actualizado 07:53 pm
Domingo 13 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Sus padres merecen respeto

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Es preocupante la indiferencia de muchos padres que toleran e incluso propician actos de irrespeto de sus propios hijos ante sus abuelos, familiares y personas externas a su hogar.

Es el caso de mi hermano que permite que sus hijos de 10 y 12 años se comporten de manera grotesca con mis padres. Mi hermano no les dice nada y por el contrario manifiesta que les tenemos rabia a sus hijos.

Mis padres son personas de mucha edad y están muy afectados con la situación. Mi hermano y los hijos se fueron a vivir en casa de mis padres hace un año. Quisiera saber de qué manera ayudo a la solución del problema.

Respuesta
Distinguido señor: Su hermano ante todo debe ser consciente del equívoco proceder de los hijos llamándoles la atención para que se comporten con respeto ante sus abuelos.

Es conveniente propiciar un diálogo donde intervenga una persona externa (tío, padrino, sacerdote) que  represente autoridad y dignidad con el objetivo primordial de tomar decisiones adecuadas para solucionar el conflicto.

Su hermano en última instancia debería contemplar la posibilidad de independizarse para eliminar de raíz la grave situación que puede afectar la salud de sus progenitores. Lo importante ha de ser asumir responsablemente y sin rencores ni resentimientos el compromiso que se derive de dicha reunión.

Reflexión
Padres de familia: Hoy sus hijos son niños o jóvenes que dependen de su formación y ejemplo. Con el paso del tiempo serán su alivio, apoyo y orgullo, o su decepción, desilusión, fracaso y frustración porque a tiempo no les supieron reprender y exigir.

Formar con disciplina y amor permite a los padres educarles desde temprana edad fijando reglas, exigiendo, dejando que aprendan de sus errores, siendo tolerantes, evitando desautorizaciones e incentivándoles a encontrar soluciones a los obstáculos que aparezcan.

Cuando ellos interioricen dichas normas sabrán obrar, pensarán antes de actuar y se convertirán en personas seguras de sí mismas, dispuestas a creer, luchar, perseverar, corregir o emprender nuevas opciones para enfrentar el porvenir.

Sabrán conducirse ante los adultos, familiares o extraños, con la delicadeza y respeto que ameritan por su dignidad.

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Sin votos aún
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad