Publicidad
Dom Sep 24 2017
21ºC
Actualizado 08:45 am
Domingo 04 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

El valor del trabajo y la familia

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Estamos preocupados con mi esposa porque nuestros hijos de 7 y 9 años hace unos días nos manifestaron se sentían aburridos, solos y abandonados. Esto nos puso a replantear el trabajo que tenemos y con el cual los estamos sacando adelante.
Somos ingenieros civiles y permanecemos fuera de casa desde muy temprano. Asumimos esta responsabilidad sin llegar a pensar que por nuestro trabajo los llegáramos a descuidar.
Al salir del colegio llegan a casa y se encuentran con una señora que nos colabora hace más de 5 años. Se han destacado académicamente y consideramos están bien encaminados.
Hemos pensando revaluar el plan de trabajo y redistribuir el tiempo en casa ¿Qué le parece? ¿De qué manera recuperamos el tiempo perdido? Esperamos su orientación.

Respuesta
Distinguido señor: Por obvias razones deben replantear el tiempo que dedican al trabajo y buscar los medios para compartir con sus hijos. Organicen una tertulia familiar en un lugar ajeno a casa donde podrán compartir recuerdos inolvidables.
Compartan lo que piensan y sienten expresando su compromiso por mantenerse unidos, alegres y felices.
Allí, a través del compartir sincero y cercano con sus hijos hallarán el camino que deben recorrer para solucionar el conflicto planteado. Ellos comprenderán y aceptarán la decisión asumida. ¡Manos a la obra!

Reflexión
¿Sus hijos conocen lo que usted y su cónyuge hacen y cómo lo hacen? ¿Tienen claro que quien trabaja crece, avanza, se perfecciona, gana, triunfa, progresa y hace posible lo que desea? Siéntense a dialogar con ellos y compartan lo que piensan y sienten.
El trabajo no se debe constituir en disculpa para justificar el poco tiempo que dedican a los seres que dan sentido y razón a su existencia.
Los hijos necesitan a papá y mamá para disfrutar de su presencia y cariño, para divertirse jugando, conversando, preguntando, resolviendo inquietudes, conociendo el mundo a través de los seres que aman y admiran.
Sea de aquellos padres que día a día reafirman su compromiso sagrado de formar integralmente a los hijos escuchándoles, valorándoles y haciéndoles sentir cuánto les aman.

Autor:
Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (4 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad