Miércoles 17 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jose Félix Lafaurie
Patrocinado por:
Domingo 31 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

El pecado de la usura

Autor: Jose Félix Lafaurie

El término usura se utiliza para referirse a los intereses de los préstamos, cuando las tasas de interés se perciben como excesivamente altas. A propósito de la Semana Santa, ha sido la Iglesia Católica la principal institución que ha censurado el alto cobro de intereses; por ejemplo, San Buenaventura decía que con el cobro de intereses se vendía el tiempo. En ese sentido, bien vale preguntarse cuánto es el tiempo futuro y trabajo, entendido como generación de riqueza, que están entregando las personas que acceden a créditos y si realmente el sistema financiero está contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de los menos favorecidos o por el contrario está agudizando su pobreza. Hoy la tasa de usura en créditos corrientes y ordinarios es de 31,25% E.A., es decir 13 veces la inflación de 2012. Nada más desproporcionado. Aquí hay dos variables que merecen ser analizadas. Una, la tasa de interés y dos, la inflación. Contrario a lo que afirmaban los escolásticos del siglo de oro español, el dinero tiene un costo y su valor debe ser reconocido pagando una suma adicional al capital, que cubra el mayor valor de los bienes y servicios en un periodo determinado -inflación-, más el costo de oportunidad del dinero y una razonable utilidad al prestatario.

No suceden así las cosas. Digamos algo obvio: el sistema financiero es el motor dinamizador de cualquier economía, pero también aceptemos que existen unas altísimas tasas de interés, que además van en contravía con las señales que el Banco de la República envía a la economía, a través de la tasa de referencia que hoy es de 3,25% E.A.; tasa que viene en descenso desde mediados de 2012, cuando estaba en 5,25% E.A. ¡200 puntos básicos menos!  

Pero mientras el Banrepública baja sus tasas, no sucede igual con la usura ni con el microcrédito, que en teoría está estructurado para ayudar a los más humildes, pero que contradictoriamente son sometidas a tasas mayores a las de usura. Se dirá que es el mercado el que la regula. Pero el mercado son los bancos, los mismos que les interesa que sea lo más alta posible, para pegarse al techo y así poder ofrecer créditos a altas tasas a sus clientes. ¿Qué explicación tiene una tasa corriente de microcrédito del 35,63% E.A., con tasa de usura del 53,45% E.A? Lo triste es que pocos colombianos acceden a un crédito y los que lo hacen deben pagar tasas impagables, como lo muestra la cartera vencida que creció en un 15%. Eso en lenguaje sencillo es amoral. En el entretanto, el sector financiero alcanza utilidades cada vez cuantiosas. Solo en 2012 sus ganancias fueron de 39,6 billones de pesos, lo equivalente al 42% de lo que valen todos los predios rurales de Colombia. En solo enero de 2013 ya alcanzaba 6,1 billones. Podrían comprar todo el inventario de tierras en el país en dos años. Por eso no es gratuito que el sector financiero participe con el 19,8% del PIB; mientras que la industria y el agropecuario lo hagan cada vez menos, 7,7% y 6,2% respectivamente.

De ahí que he venido sosteniendo, entre las falacias de La Habana para acabar el conflicto, que no es la tierra ni el desarrollo rural el que cambiará la ecuación de pobreza y marginalidad. Son otros los sectores concentradores de riqueza.
*Presidente Ejecutivo de Fedegán.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones