Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:54 pm
Domingo 01 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Carrusel de versiones

Columnista: Jose Félix Lafaurie

Bajo el título “Tráfico de versiones” publiqué, en mayo de 2009, una columna similar en su contenido a esta, cuando empezaron a circular listas de ganaderos y empresarios de diversos sectores, extorsionados por abogados y delincuentes presos en el país y en el exterior, para no ser incluidos en sus injuriosas versiones ante la justicia. Dije entonces, que durante décadas fuimos víctimas de la extorsión de guerrillas y paramilitares, que nos obligaron a pagar por nuestro derecho a la libertad, la vida y el trabajo.


Tres años después, las circunstancias no han cambiado en lo sustancial. Enfrentamos un carrusel de versiones desde sectores que buscan condenar a los ganaderos ante la sociedad. Mientras algunas voces afirman que hemos creado grupos anti-restitución en ¡400 municipios!, las de los paramilitares extraditados tienen a Jorge Visbal con medida de aseguramiento y empiezan a acusarnos de oscuras intrigas para nombrar Fiscal, con versiones fantasiosas que incluyen a funcionarios de Fedegán recaudando dineros por maletadas, para sobornar a la Corte Suprema de Justicia.


De inverosímil han calificado esta versión columnistas objetivos. No dudo en afirmar que, de lo puro malintencionada y torcida, es sencillamente delirante.


Los ganaderos, víctimas de guerrilleros y paramilitares, hoy empezamos a ser objetivo de otra victimización por parte de sectores interesados en estigmatizar al gremio y sabotear la restitución de tierras. No dudan en llevarse por delante a quien sea, con tal de satisfacer sus odios y mejorar su posición ante la justicia. Una vez más, están en juego nuestra libertad, nuestro buen nombre y nuestra vida.


Lo había advertido. Alerté a los ganaderos cuando, además, acepté la responsabilidad colectiva que les pudiera corresponder, por el pago a que se vieron obligados por falta de protección del Estado. Sostuve que quien hubiese violado la ley debía responder ante la justicia, pero que la contribución extorsiva no podía interpretarse como un auspicio o de “relaciones” de las que hoy persigue la justicia a partir de las versiones de desmovilizados.


Estamos ante un carrusel de versiones, de mentiras por entregas, al vaivén de las conveniencias de delincuentes que hoy confiesan y mañana se retractan; hoy recuerdan que hablaron con fulano y mañana con zutano. Es una cacería de brujas, una oleada de desinformación e insólitos señalamientos. Podría decirse que “el que nada debe, nada teme”, pero no es así; el que nada debe, que también tema, ante la posibilidad de versiones infames y sin sustento.


Y qué mejor que un ganadero para acusarlo de paramilitar por los unos y vulgar delincuente por los mismos paramilitares. Infortunadamente, el gremio carga con estigmas, por haber vivido en medio de la violencia rural; violencia de la que fuimos víctimas, nunca victimarios.

Autor:
Jose Félix Lafaurie
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad