Publicidad
Publicidad
Jue 2 de Jul de 2015
28ºC
Actualizado 01:07 pm
Lunes 18 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

¡Salud!

Sabemos cuál reforma a la salud entra el congreso este martes pero difícilmente podemos anticipar cuál sale y se convierte en ley. A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de temas que se ventilan en el congreso, cuando se habla de salud en el parlamento no son los grupos de interés los que hacen lobby; son los mismos senadores y representantes a la Cámara los que tienen interés directo en cada norma que se aprueba. No necesitan presión externa. Sus propias chequeras (de las financieras o de las electorales) son suficiente motor para que, como chulos, le caigan a cada iniciativa que tiene que ver con ‘eps’, ‘ips’ y demás.

Por eso el esfuerzo de Alejandro Gaviria y su grupo de técnicos al proponer esta reforma a la salud puede terminar siendo peor remedio que enfermedad por cuenta de la amenaza politiquera.

Un primer paso se ha dado: la reforma no entrará por las comisiones séptimas encargadas de tramitar asuntos relacionados con salud, protección y seguridad social sino que lo hará por la comisión primera que se ocupa de asuntos políticos.

Aunque el argumento lleva algo de razón jurídica pues los parlamentarios –en cabeza de Roy Barreras- advierten que estamos frente a un cambio trascendental en la prestación de un derecho vital como el de la salud y que por eso debe hablarse de una ley estatutaria, el verdadero motor para que sea la comisión primera y no la séptima la que estudie la reforma, está en los intereses políticos de unos cuantos.

No parece una simple coincidencia que se quiera llevar el asunto a la comisión primera donde tienen injerencia la senadora Karime Motta o doña Doris Vega de Gil. Tampoco resulta gratuito que el presidente del congreso ande tan activo en estas lides. (Remember Caprecom y la superintendencia de salud).

Tendremos que encender todas las alarmas en esta última etapa de actividad legislativa que hoy comienza. Más de un congresista querrá hacer de las suyas y brindar ‘a su salud’ en contra de los miles de colombianos que esperamos un cambio para dignificar la prestación de este servicio.

Autor:
José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Otras columnas
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad